Si tras el Brexit quiere ganar más con la bolsa británica que con los bonos, espere 50 años

Según un análisis de Fidelity, una de las mayores gestoras del mundo

  • A corto plazo, la firma recomienda entrar en Reino Unido a través de sus bonos y el inmobiliario
boris johnson brexit reino unido
Boris Johnson, primer ministro británicoFlickr

Quedan dos meses y medio para el 31 de octubre, día en el que se hará efectiva la salida de Reino Unido de la Unión Europea. Con Boris Johnson a los mandos del gobierno británico, muchos inversores se preguntan si tomar posiciones en los mercados británicos y, de hacerlo, si compensaría más hacerlo en acciones o en bonos. La respuesta la tiene Fidelity, y depende del plazo: para ganar más con la bolsa, habría que esperar 50 años.

Según un análisis con rentabilidades pasadas realizado por la gestora, las acciones baten a la deuda pública británica y a los activos monetarios a muy largo plazo. Ni en el periodo de diez años ni tampoco en el de 20 años, la renta variable inglesa lo ha hecho mejor que la renta fija. A una década, las acciones británicas han rentado algo más del 3% por año, frente a un 4% de los bonos. No obstante, sí que lo han hecho mejor que las letras y los pagarés, con una TAE negativa en el periodo próxima al -2%. A dos décadas, le ocurre algo similar. La bolsa del Reino Unido ha subido más que los monetarios (un 3%, frente a menos de un 0,5%), pero menos que los bonos (en el entorno del 3,5%).

Para ver una rentabilidad real -descontada la inflación- mayor de las acciones británicas respecto de los bonos y los monetarios al mismo tiempo, habría que irse a un horizonte de 50 años. En ese plazo, las estadísticas de Fidelity muestran que la TAE de las acciones ha estado por encima del 5,5%, frente a un 3% y un 1,2% de los segundos.

En general, la probabilidad de que la bolsa rente más aumenta con el paso del tiempo. En el Reino Unido, que a partir de ahora caminará solo aunque está por ver si con acuerdo con la UE o sin él, si se atiende a la evolución histórica de su parqué entre 1899 y 2017, a diez años vista, la probabilidad de que la bolsa bata a la deuda pública se sitúa en torno al 78%. A dos años vista, sin embargo, la probabilidad desciende al 69%.

BONOS E INMOBILIARIO EN REINO UNIDO PARA EL CORTO PLAZO

Peter Lynch, uno de los ‘padres’ del ‘value investing’ gracias a su éxito como gestor al frente del fondo Magellan en Fidelity, es autor de la frase “Se ha perdido más dinero intentando prever las correcciones y protegiéndose frente a ellas que sufriéndolas realmente”.

No en vano, en su informe de mercado de julio, Fidelity aconsejaba comprar bonos e inmobiliario británicos en plena era Boris Johnson, con un horizonte de inversión de entre 12 y 18 meses.

También es propiedad de Lynch la siguiente frase: “Todo el mundo tiene la capacidad mental para ganar dinero en la bolsa, pero no todo el mundo tiene estómago. Las personas susceptibles de venderlo todo en un momento de pánico deberían evitar totalmente las acciones y los fondos de inversión”. Tanto si el Brexit es duro como como si es blando, para ganar más dinero con la bolsa británica que con otros de sus activos, el peaje es el (muy) largo plazo.