De CaixaBank a Valentum: los fondos 'pillados' en Burford Capital

Invesco, Woodford o Merian, la antigua Old Mutual, son los grandes afectados internacionalmente

  • Tras publicar Muddy Waters un informe en el que se le acusa de fraude contable
coat arms city london
Distrito financiero de Londres

Burford Capital se ha convertido en el nuevo ‘caso Gowex’. La firma de litigios y gestión de riesgos perdió ayer en bolsa un 46% de su valor tras publicar Muddy Waters Research un informe en el que se le acusa a la compañía de fraude contable al tergiversar sus resultados. Más de un centenar y medio de gestoras se han visto atrapadas en la caída, entre ellas varias españolas que estaban invertidas en sus acciones. Entre las afectadas, las hay grandes como CaixaBank e independientes como Valentum.

El ‘caso Burford’ le ha pillado a una docena de gestoras españolas. Las más expuestas han sido Valentum, que tiene en sus manos un 0,20% del capital, y CaixaBank AM, cuyo porcentaje supone un 0,09% del accionariado. La situación de Valentum es la más perjudicial de todas, ya que Burford es la principal posición de su fondo, con un peso del 8% y una inversión que supera los 430.000 dólares, según FactSet y datos oficiales de la propia firma.

Tras leer el informe de Muddy Waters, Jesús Domínguez, uno de los dos cogestores de Valentum, señala que “si bien hay factores razonables en el informe, pensamos que hay otros en los que es excesivo e, igualmente, lo es su conclusión”. Este gestor no quiere precipitarse y tomar una decisión errónea sobre una tesis de inversión tan fuerte. “Queremos hablar con la compañía o ver la contestación pública que hagan antes de tomar ninguna decisión”, asegura.

Otras gestoras españolas golpeadas por el desplome de Burford Capital son Bankinter, March, Andbank, Renta 4, Novo Banco, GVC Gaesco o Caja Ingenieros, con porcentajes de su capital por debajo del 0,07%.

LOS GRANDES ACCIONISTAS

Aunque hay muchos fondos españoles que no se olieron sus supuestas cuentas trucadas, ni de lejos son tantos o tienen tanto patrimonio invertido como algunas de las casas de la City londinense. Los mayores porcentajes del accionariado de Burford Capital los tienen gestoras como Invesco, Woodford o Merian, la antigua Old Mutual, con paquetes que ascienden al 14%, el 9% y el 5%, respectivamente. Son las tres únicas cuya inversión superaba los dos dígitos en millones de dólares: tenían 30,5 millones, 20 millones y 11 millones.

Prácticamente, ninguna gran firma internacional se salva. Gestoras como BlackRock, JPMorgan, Lazard, Aberdeen Standard, DWS, Credit Suisse, Vanguard, Nordea, Mirabaud, UBS, ABN Amro, Goldman Sachs, BNP Paribas, Allianz o State Street también están pilladas, aunque en distinto rango. Igualmente, hay grandes fondos de pensiones, como el Illinois State Board of Investment, y fondos soberanos, caso de Norges Bank. A todos les ha pillado por sorpresa, y la cotizada especializada en financiación de litigios se dejó el martes otro 20%.

Muddy Waters acusa en su informe a Burford Capital de manipular “notoriamente” sus cifras de rendimiento y el estado de su negocio en general. La firma de análisis asegura que tiene un negocio “pobre disfrazado de grande” y que es “posiblemente insolvente”.

Una firma española de asesoramiento ha elaborado un análisis ‘ad hoc’ sobre Burford Capital, a quien seguía desde hacía tiempo. Otros contratiempos de la compañía en el pasado los valora como pasables o normales en cierta medida, “pero, en esta ocasión, es diferente”, reconoce el asesor gallego Javier Acción en el blog divulgativo de su EAF. “Son 25 páginas [el informe de Muddy Waters] bien argumentadas, en las que hay algunos argumentos que, conociendo bien la empresa, caen por su propio peso de inmediato. Sin embargo, hay otra serie de puntos que en algunos casos nos va a llevar muchas horas de trabajo dilucidar si son ciertos o no, y en otros casos creo que va a ser imposible para nosotros saber si son ciertos o no”, justifica. Aunque la firma confirma no haber emitido nunca una recomendación de inversión sobre Burford, el fondo que asesora -Acción Global-, que está gestionado por Andbank, sí ha comprado las acciones en cuestión.