Bankia: "Las cotizadas con menos de 100 millones son las menos analizadas con MiFID II"

Pequeñas cotizadas españolas y gestores se han dado cita en el Foro MedCap 2019

  • Las gestoras están supliendo la falta de cobertura de cotizadas con más análisis 'in house'
ep bolsa madrid ibex 35 parque
Palacio de la Bolsa de Madrid

Los efectos de MiFID II en las pequeñas cotizadas ya se empiezan a notar. En promedio, las small & mid caps españolas han perdido más de un 10% de los analistas que las cubrían, y esta pérdida podría ir a más, prevén algunos de los directivos de empresas que han pasado por el Foro MedCap 2019. Por su parte, los gestores, que son la otra parte de la ecuación a la hora de invertir, reconocen que hay un gran vacío de análisis en las compañías que cotizan 100 millones de euros o menos, las micro caps.

"Hemos empezado a notar los efectos de MiFID II a principios de este año. Separar la ejecución y el research no dota de más transparencia al mercado. El mercado español ya era suficientemente transparente, incluso más que otros europeos". Así de rotundo se ha mostrado Hernán San Pedro, director de Relación con Inversores y Comunicación de LAR España.

Según Aedas Homes, 14 analistas cubrían a la empresa antes de la entrada en vigor de MiFID II en 2018, y ahora son 12 los que lo hacen. "Ya había casas que se planteaban qué hacer con el inmobiliario", indica María José Leal, directora financiera de Aedas. En el caso de LAR España, hoy tiene 14 coberturas activas y antes tenía 15. Este tipo de compañías no han sido de las más perjudicadas ni son de las más 'olvidadas' por los analistas, pero en promedio han perdido más de un 10% de sus coberturas.

Por su parte, a Fluidra le cubren 12 analistas en la actualidad, dos de ellos internacionales, aunque mantiene este nivel de cobertura gracias a su fusión con Zodiac. "Nos ha salvado, porque estando solos ya habíamos perdido coberturas", asegura Cristina del Castillo, directora de Relación con Inversores de Fluidra.

Con la llegada de MiFID II, se separaron los pagos por análisis de valores y por ejecución de los mismos, para garantizar de esta forma la mayor calidad de cada uno de estos servicios y darle más transparencia a los inversores finales. Pero esta medida europea tuvo un efecto colateral: de media, más de un 40% de los valores cotizados no tienen ningún seguimiento por el sell side, según diversos estudios.

LA POSTURA DE LOS GESTORES

"Donde más falta de cobertura encontramos ahora es en las compañías con menos de 100 millones de capitalización", esto es, en el MaB y en la parte baja del Mercado Continuo, señala Iciar Puell, gestora de Bankia Fondos. Para solventarlo, las grandes gestoras y también las medianas están haciendo más análisis interno ('in house') y contratando analistas procedentes de los brókers como gestores multisector.

Las pequeñas cotizadas españolas están detectando una tendencia que les preocupa. Está habiendo un gran trasvase de analistas sénior en los brókers hacia las large caps, y están entrando muchos analistas júnior para cubrir las small & mid caps. Esta reordenación dentro de los brókers "afectará a la calidad de los análisis, aunque todavía no lo ha hecho, pero sí ha afectado ya a la periodicidad de los informes emitidos, que es menor", asegura San Pedro.

Pero no todos los efectos colaterales de MiFID II están siendo negativos. Hay algunos positivos. Un ejemplo es el de Elecnor. Capitaliza unos 1.000 millones, antes no la cubría nadie y ahora lo hace un analista. "Hay brókers que se están especializando en research de small caps, y a mí como gestora me beneficia, y a empresas como Elecnor, también", considera Puell.

El otro 'bien' hecho por MiFID II es abaratar los costes totales para el inversor final en fondos. Aunque en España la gran mayoría de fondos está repercutiendo el coste del análisis a los partícipes, "sí se ha trasladado al inversor final el ahorro de costes totales", según la gestora de Bankia, porque "el coste de ejecución para los inversores institucionales se ha reducido a un tercio y el coste de análisis es infinitamente inferior".