El ex número dos de Banco Madrid monta un 'family office' junto a la financiera Blanca Lloret

Parte de los 100 millones y se dirige a sagas familiares con entre 5 y 60 millones netos

  • Al estilo anglosajón, miran el patrimonio como un todo único y se apoyan en socios externos
lyncasequipo
Equipo de LyncasLyncas

El que fuera el número dos de Banco Madrid, José María Sainz-Pardo, se ha asociado con la financiera Blanca Lloret y juntos han montado su propio ‘family office’ con sede en Valencia, Lyncas. El proyecto ha estado gestándose durante más de un año, transcurso en el que han ido gestionando el patrimonio de los primeros clientes, y ahora han hecho público el nacimiento oficial de la marca.

Sainz-Pardo es un histórico de la banca privada y la gestión de activos en España. Ha desempeñado puestos de alta dirección nacional e internacional, como director general, en entidades como Barclays, Banesto, Degroof Petercam, Liberbank o Banco Madrid, entre otras. En esta última, fue su subdirector general entre 2012 y 2015, cuando estuvo liderada por Rafael Valera. El banco, arrastrado por la crisis de su matriz Banca Privada d’Andorra, acabó desapareciendo: una parte se liquidó y la otra, se subastó. Por su parte, Lloret ha sido fundadora y socia-directora de empresas de consultoría legal y gestión medioambiental, como Práctica Medio Ambiente o Criteriam, así como de gestión y ejecución de proyectos inmobiliarios, caso de Cel.lem o Alexina Wealth.

El ‘family office’ que han puesto en marcha Sainz-Pardo y Lloret -consejero delegado y directora general, respectivamente- parte de un volumen asesorado de unos 100 millones de euros, aproximadamente. Ya trabajan con siete familias con un alto patrimonio, la gran parte de ellas de la zona del Levante, aunque también tienen clientes en Madrid, País Vasco y Canarias y están cerrando acuerdos con clientes latinoamericanos y británicos, estos últimos empujados por el Brexit a recolocar sus inversiones.

lycassocios
José María Sainz-Pardo y Blanca Lloret, socios y cofundadores de LyncasLyncas

El nicho de mercado al que se dirigen son sagas familiares con un patrimonio neto entre los cinco y los 60 millones, y aspiran a captar hasta un 10% de este negocio en la Comunidad Valenciana, lo que implicaría trabajar con una quincena de familias y doblar su número de clientes actuales.

UN ‘FAMILY OFFICE’ AL ESTILO ANGLOSAJÓN

Estos dos financieros se autocalifican como “un ‘family office’ externo e independiente” que da un “servicio integral” a los clientes, al estilo del modelo anglosajón, con cuatro patas de negocio que giran sobre el concepto de “patrimonio íntegro”: corporate, inmobiliario, financiero y legal-fiscal. Por ahora, son seis los miembros del equipo, aunque descartan que vayan a ir a un modelo de “grandes crecimientos o industrializado”. “No hay por qué relacionar éxito con tamaño”, afirma Lloret. De hecho, puntualiza, “vamos hacia un modelo de subcontratación”.

En su opinión, “se puede externalizar prácticamente todo y con un muy buen servicio”. Algunos de sus socios y colaboradores iniciales son Elipse Wealth Insurance Broker, Global Finanzas, Iusfinder Abogados, Esparity Solar, Vadevalor Global Investment o Sánchez Butrón Abogados, entre otros.

“Somos algo singular y distinto. Aunamos todas las disciplinas en un solo interlocutor”, subraya Sainz-Pardo a Bolsamanía. En este primer año de trabajo en la sombra, el financiero se ha dado cuenta de que “aún existe en los empresarios la confusión entre patrimonio personal y empresarial” y, por eso, “nosotros lo miramos todo como uno, desde arriba”.

Los dos socios fundadores de Lyncas, que tiene forma de sociedad anónima, han barajado la posibilidad de constituir una empresa de asesoramiento financiero (EAF) por debajo. La idea, que no la descartan a futuro, está de momento en ‘stand by’.