Publicidad

¿Dónde buscar la documentación para la renta 2012?

1077691_689918101Disponer de todos los datos fiscales es clave para poder hacer la declaración de la renta 2012 en condiciones óptimas. Sin embargo, no siempre disponemos de toda esa información y no deberíamos fiar a Hacienda la capacidad de recolectarla toda. No conviene olvidar que los datos de Agencia Tributaria no tienen por qué ser completos ni tampoco correctos. Precisamente por eso es importante saber quien debe proporcionarnos qué información fiscal.
Vamos a repasar la documentación fiscal básica recomendable para hacer la declaración de la renta.

  • Datos fiscales de la AEAT: pueden servir como referencia para comparar con nuestra propia información y en cualquier caso será un resumen útil y unificado de los ingresos e inversiones que Hacienda tiene anotadas sobre nosotros.
  • Nóminas: a ser posible se recomienda tener a mano todas las nóminas por si hubiese que realizar alguna comprobación de los ingresos recibidos y el destino de cada una de las partidas.
  • Certifificado de retenciones sobre salarios y retribuciones: la empresa debe ser la encargada de facilitarnos este documento, donde deberá figurar el salario bruto que hemos cobrado en 2012. Aquí han de sumarse las retribuciones dinerarias y las retribuciones en especie. También es obligatorio que incluya las retenciones de IRF que la empresa haya practicado.
  • Certificado de prestaciones y retenciones: este se aplica a quienes cobren una pensión de jubulación o el paro. La Seguridad Social y los Servicios Públicos de Empleo son los encargados de facilitarnos estas cifras.
  • Certificado de cuentas bancarias: la entidad financiera deberá enviarnos por correo o dejar accesible en nuestra canal privado de banca online la información sobre el dinero que tenemos depositado en estas cuentas. Generalmente aparece bien diferenciado bajo el epígrafe de “Información fiscal” y deberá incluir lel saldo medio del cuarto trimestre junto con los intereses abonados y las cantidades retenidas.
  • Certificado de valores cotizados: si hemos invertido en bolsa la entidad gestora deberá facilitarnos un documento sobre las operaciones de compra-venta que hemos realizado, los gastos de y comisiones que hemos soportado y los dividendos e intereses que hemos cobrado junto con sus retenciones.
  • Certificado de fondos de inversión: la entidad gestora es la encargada de proveernos esta información, que contendrá la cotización media del cuarto trimestre junto con los beneficios obtenidos y las retenciones que se hubiesen practicado.
  • Información fiscal sobre planes de pensiones: la entidad gestora deberá enviarnos la información fiscal referente a los planes de pensiones que tengamos contratados y las cantidades que hayamos invertido durante el ejercicio fiscal.
  • Certificado de seguros de vida, jubilación o enfermedad: la aseguradora o gestora es la encargada de enviarnos la información, que deberá incluir los importes satisfechos por estas cuestiones y en el caso del seguro de vida, el valor de rescate a 21 de diciembre.
  • Documentación de la compra de la vivienda habitual: esto incluye las escrituras, factura del notario, registro, pagos al constructor… Esta es una información que nosotros msmos deberemos tener o en su defecto el registro.
  • Certificado de la hipoteca: el banco es el encargado de proveernos esta información junto con la de cuentas corrientes y otro tipo de inversiones.
  • Facturas de las reformas que hayamos practicado en la vivienda habitual: esta documentación deberemos aportarla nosotros mismos o en su defecto pedírsela a las personas encargadas de hacer las obras.
  • Recibos de los alquileres que hemos cobrado: será necesario aportar los recibos de las cantidades que hemos ingresado por el alquiler de la vivienda en el caso de ser los arrendadores.
  • Comprobantes del pago del alquiler y el contrato de alquiler: en el caso de los inquilinos, es recomendable guardar los recibos del pago del alquiler y el contrato, que deberemos presentar en caso de inspección.
  • Recibos de los donativos y aportaciones a entidades benéficas: serán la base para incluir los datos de la deducción pro donativos.
  • La declaración de la renta 2011: no es necesario aportarla a Hacienda, pero sí que necesitaremos algunos datos para solicitar el borrador de la renta por internet.
  • Declaración trimestral y anual de IVA: en el caso de los autónomos, es recomendable tener a mano esta información junto con los libros contables para poder rellenar las casillas relacionadas con la actividad económica.

A estos hay que añadir otros documentos que estén ya relacionados con deducciones autonómicas como puedan ser gastos de guardería, libros o similares, así como como los recibos de los ingresos por subvenciones y ayudas recibidas.

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...