Bolsamania

C2, el primer y espectacular superdeportivo de la marca Salaff

¿Qué pasa cuando se le da barra libre a Carlos Salaff, el diseñador del icónico Mazda Furai Concept, para que cree un supercar a medida tomando la base del Lamborghini Gallardo? La respuesta es sencilla: el nacimiento de modelo tan espectacular y asombroso como el Salaff C2.

Esta maravilla fue presentada en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach, donde acaparó las miradas de todo el mundo. Gente que, por cierto, está acostumbrada a conducir coches de lujo y a ver automóviles llamativos. Pero Salaff conocía bien a su público y sabía que iba a dar la campanada con este prototipo.Y es que, después de años de trabajo para diversas marcas, el genio ha decidido crear su propia compañía de superdeportivos, de la cual el Salaff C2 es su primer modelo de producción.

Usando el Gallardo como base, el vehículo ha sido equipado con piezas interiores y exteriores hechas a medida. Sin embargo, el exterior no guarda absolutamente ningún parecido con el Lambo. En la parte frontal llaman la atención los faros triangulares que se extienden a lo largo de los bordes de la carrocería, la amplia rejilla y los detalles metálicos dorados… ¡pero de oro de verdad!

Los laterales del Salaff C2 son igualmente sorprendentes, con espejos retrovisores similares a los de una nave espacial, pasos de rueda negros y numerosas entradas y salidas de aire. La parte trasera consiste en una sola pieza de carrocería que contiene una única luz trasera larga. También hay dos salidas de escape y una cubierta del motor que contiene varios hexágonos, una forma que Lamborghini adora.

Aquellos que aspiren a tener un Salaff C2 en su garaje tendrán que proceder del siguiente modo: suministrar a Salaff un Lamborghini Gallardo y elegir entre aluminio o fibra de carbono para la carrocería. Sólo en el motor no habrá sorpresas: será el mismo V10 atmosférico del Lamborghini.

Fotos – Car Scoops

 
'Carlos Salaff ','Pebble Beach ','Salaff ','Salaff C2 ',