Después de “tunear” la versión coupé, los especialistas alemanes de ABT se atreven con el descapotable: 500 CV de potencia y un aspecto aún más radical y agresivo