Bolsamania

Aviso de Pirelli: “Los neumáticos sufrirán más en Canadá”

Pirelli 2012 Pre-Season Launch, Yas Marina Circuit, Abu Dhabi, Wednesday 25 January 2012.

Como en cada  carrera, los neumáticos vuelven a cobrar una indudable relevancia en CanadáEsperamos que los neumáticos sufran mucho más en Canadá que en Mónaco, con mucha más energía y mayores fuerzas cruzándolos debido a velocidades mucho más altas. Eso debería generar el máximo agarre mecánico posible, sin duda necesario en Montreal. Hay un alto grado de evolución de la pista y, con frecuencia, es muy deslizante, algo que obviamente supone mayor estrés para el neumático. Aún así esperamos un desgaste y una degradación contenidas para este fin de semana, incluso usando los dos neumáticos más blandos de la gama. Canadá siempre tiende a ser una carrera impredecible donde la estrategia puede marcar una diferencia real, también debido a la alta probabilidad de que aparezca un coche de seguridad. Como vimos en Mónaco, aprovechar las oportunidades de estrategia cuando se presentan bajo circunstancias inusuales, es un elemento clave para el éxito en cualquier circuito fuera de los más estándar, y Canadá es un buen ejemplo. Históricamente, existe una posibilidad razonable de lluvia, en cuyo caso, determinar los puntos de intercambio se vuelve crucial, aseveró el director de la marca italiana, Paul Hembery.

También habló el embajador de Pirelli, Jean AlesiMontreal es un circuito bastante especial e inusual, con altas velocidades y una mezcla interesante de circuito urbano y pista permanente. Desde la perspectiva del piloto, lo más importante es mantener los neumáticos traseros en las mejores condiciones posibles. No hay curvas muy largas, por lo que la tensión en los neumáticos en Canadá es básicamente longitudinal, en aceleración y frenado. Tienes que ser muy cuidadoso al usar la potencia, de lo contrario puede desgastar los neumáticos y luego el frenar se hace muy difícil también. No es una pista exigente físicamente para los pilotos, pero requiere máxima concentración en la frenada, sobre todo en la chicane antes de los boxes, donde se encuentra el famoso Muro de los Campeones. Personalmente, yo siempre recordaré Canadá por mi victoria en 1995: mi única victoria en F1, en mi cumpleaños, y con el legendario número 27 en el coche, al igual que Gilles Villeneuve. La emoción fue increíble“.

Para terminar, Alesi dio su particular vaticino de lo que sucederá este fin de semana: “Los coches tienden a una puesta a punto con un downforce bajo en Montreal, para maximizar una velocidad máxima que puede superar los 300 km/h en las rectas. Sin embargo, eso provoca que se disponga de menor agarre aerodinámico en las curvas, lo que significa que los coches derrapan más y que dependen en gran medida del agarre mecánico del compuesto del neumático para conseguir superar la curva”.