Josef Ajram: "Ni loco volveré a gestionar un fondo o una sicav en mi vida"

El trader concede a Bolsamanía su primera entrevista tras el fiasco de la sicav Ajram Capital

  • La espina que más le duele es Duro Felguera y achaca contra la excesiva regulación de los fondos
josef ajram, day trader, trading,
Josef Ajram, trader, deportista, escritor y ex gestor de la sicav Ajram Capital

La cara B del éxito televisivo, la enorme regulación de los fondos de inversión o el propio castigo del mercado a las pequeñas y medianas empresas en dudas sobre su viabilidad. Este cúmulo de circunstancias han formado una tormenta perfecta en torno a Josef Ajram y su sicav, a la que ha renunciado por las grandes pérdidas cosechadas para sus clientes desde 2016. Tras anunciar su decisión, el famoso trader ha concedido a Bolsamanía su primera entrevista, en la que explica sus principales errores y las lecciones que ha aprendido de ellos.

Bolsamanía: Siendo trader de su propio patrimonio y con tanto éxito acumulado, ¿qué le animó a gestionar para otros?

Josef Ajram: Empecé en la bolsa en 1999 y desde el 2002 me dedicaba sólo al trading. Con la crisis, había mucha gente desencantada con los bancos y sus productos financieros, y muchas personas que conocían mi trayectoria como inversor me pidieron que gestionase su dinero. En el verano de 2015, tuve la primera reunión con Link Securities. Yo buscaba nuevos proyectos en mi vida, y ellos eran el socio adecuado. Y ahí se forjó la idea definitiva de la sicav Ajram Capital.

¿Qué ha aprendido de gestionar dinero colectivamente para otros y a largo plazo respecto a ser trader con su propio dinero e invertir intradía?

La gran diferencia es la excesiva legislación de las instituciones de inversión colectiva (fondos de inversión y sicav). En el trading, puedes invertir el 50% o el 100% del capital en una sola operación. La regla de la diversificación y los límites máximos por posición en los fondos me dejó en shock. Fue un cambio de mentalidad importante, porque no puedes comprar lo que quieres o cuánto quieres. Y, además, el inversor debe estar muy bien educado financieramente para entender los conceptos que subyacen a esta forma de invertir, en especial el de plusvalía latente. Siempre hay alguien descontento, porque siempre hay un inversor que compra el último la acción de la sicav y su rentabilidad no es la misma que la de otro que compró antes. Es una presión muy alta y una exigencia constante difícil de llevar.

¿La fama como trader le ha perjudicado como gestor?

En una parte, sí. La gente no ha entendido por qué lo que leen en mis libros de trading intradía o gestión dinámica no se podía aplicar en la sicav. Con tanta regulación para gestionar fondos y sicav, parece que el objetivo es no saltarse la ley en vez de obtener rentabilidad para los clientes.

¿Tenía su propio dinero invertido en la sicav?

En la fase inicial, sí. En la fase final, no. Tuve una inspección de Hacienda que duró 16 meses y me costó mucho dinero, y tuve que sacar mis propios ahorros de donde los tenía colocados, entre ellos la sicav. Incluso, tuve que pedir un crédito. Hasta el pasado 5 de julio, sí tuve acciones de la sicav.

De los valores que ha tenido en cartera en los últimos meses, ¿cuál ha sido su mayor fiasco?

He esquivado algunos megapalos, pero el mercado se ha convertido en un campo de minas. Gestionar una sicav con dinero de otros es una presión difícil de llevar.

Empezamos muy bien, llegando a un +15% incluso antes del caso Abengoa. En febrero de 2017, Risto Mejide me entrevistó en el programa Chester, y a raíz del eco que produjo la entrevista, la sicav tuvo muchas suscripciones. En mazo, sin embargo, llegó el crash en Abengoa, con la entrada de los nuevos títulos por la ampliación de capital con la que el grupo daba por finalizada su reestructuración. Hasta ese momento, las pequeñas y medianas compañías habían funcionado muy bien, pero a partir de ahí empieza a haber valores sin liquidez y miedo en el mercado a nuevas Abengoas. Mucha gente que entró en la sicav en febrero se asustó y se salió. Se me había formado la tormenta perfecta. Las salidas de capital provocaron que tuviéramos que deshacer posiciones de valores ilíquidos, provocando nosotros bajadas. Pero mi gran fiasco fue Duro Felguera. Confiaba en ella, pero hubo mentiras por parte de la directiva. [La compañía se hundió en bolsa a finales de septiembre tras anunciar unas pérdidas inesperadas y un profit warning solo dos meses después de cerrar su ampliación de capital]. Hechos como el de Duro Felguera demuestran lo que dicen los que no saben de bolsa, que la bolsa parece un casino. Creo que hechos como el de Duro Felguera deberían estar más controlados para que esto realmente sea una profesión. Esquivamos el megapalo de Popular, incluso el de Abengoa, pero el mercado se convirtió en un campo de minas.

También habrá tenido algún acierto en estos años al frente de la sicav. ¿Cuál ha sido?

Mi mejor operación ha sido Renta Corporación. Hemos confiado en el equipo directivo y nos ha salido muy bien.

Tenía muchas compañías en serios problemas y la sicav contaba con la posibilidad de tener posiciones bajistas. ¿Por qué eligió esas compañías y no otras? ¿Por qué no invirtió en valores como DIA como bajista cuando, precisamente, las grandes gestoras sí lo han hecho?

Hace dos semanas tuvimos posiciones bajistas en valores que han salido bien, como Arcelor Mittal, ACS o Enagás. En DIA, sin embargo, entramos a 2 euros aproximadamente la acción, con un stop loss programado. En 1,80 euros creíamos el suelo, y en 1,74 euros nos saltó el stop loss a principios de la pasada semana y salimos. En compañías como Abengoa o Pharma Mar hemos estado pocas sesiones. En DIA, cuando lanzó el profit warning salimos a primera hora. El motivo por el que no he abierto muchas posiciones bajistas es que no me esperaba la gran divergencia USA/España. Pensaba que el mercado USA iba a acabar arrastrando al alza a España, pero no ha sido así.

¿Volvería a gestionar un fondo o una sicav pasado un tiempo prudencial con las lecciones aprendidas de esta experiencia?

Ni loco volveré a gestionar un fondo o una sicav en mi vida. Sobre todo por la normativa que tienen. Lo que he aprendido del trading únicamente sirve para capitales pequeños o medianos. No es extrapolable a grandes capitales, y menos si se producen estas ponderaciones de seguridad y diversificación. El equipo de Link Securities se ha querido hacer cargo de la gestión, les estoy muy agradecido por toda la ayuda desde el principio hasta el final. Me ha dolido mucho hacer perder dinero a la gente que ha confiado en mí. Pero ahora toca aprender y pensar en nuevos proyectos.

¿Cree que esta mala experiencia con su sicav neutraliza su acierto como trader en el 11S?

A estas alturas, intentar contentar a todos es muy difícil.