Los fondos ultraconservadores vuelven a ganar dinero por primera vez desde 2014

Pero los gestores piden cautela, ya que se trata de una situación temporal y excepcional

  • Los fondos monetarios y de bonos a corto plazo no estaban en verde al mismo tiempo desde hace un lustro
hucha-pensiones
Hucha, finanzasGetty Images

Casi cinco años después, los fondos ultraconservadores vuelven a ganar dinero. Hasta agosto, los fondos monetarios se revalorizan un 0,13% y los de renta fija euro a corto plazo suben un 0,71%, con datos de Inverco. Estas dos categorías, usadas por los inversores como hucha para aparcar la liquidez, no estaban en verde al mismo tiempo desde 2014.

En 2015, este tipo de fondos, compuestos por letras y bonos de corta duración de Europa, tuvieron su punto de inflexión. En media ponderada, los monetarios se quedaron planos (en un 0,01%), si bien los de renta fija a corto plazo ya perdieron dinero (un -0,11%). Era la fase final de la primera bajada de tipos del BCE, que acabaría en marzo de 2016 con el precio del dinero en el 0%.

En particular, los fondos monetarios, que son el activo ultraconservador por excelencia, llevaban perdiendo dinero tres años consecutivos. En 2016, cedieron un -0,05%; en 2017, cayeron un -0,29%, y en 2018, terminaron con un -0,53%, según Inverco. Pero en 2019 el mercado de la deuda se ha dado la vuelta, con rentabilidades en verde para estos activos similares a las de 2014, cuando ganaron un 0,58% los monetarios y un 0,99% los fondos de bonos europeos a corto plazo.

Varios factores explican este fenómeno, a priori, solo temporal. “Las expectativas de nuevos programas de expansión monetaria (QE, por sus siglas en inglés) en Estados Unidos y Europa han provocado un rally de los bonos gubernamentales y el crédito de más alta calidad”, señala Rafael Peña, cogestor del fondo Adriza Neutral. Otro aspecto a destacar es el nivel de partida del mercado. “El 2018 fue un año muy duro para los fondos conservadores y las carteras se quedaron con rentabilidades internas elevadas”, recuerda David Ardura, director de Gestión de Gesconsult.

El ranking de rentabilidad en estas categorías lo lideran fondos como el CaixaBank Monetario Rendimiento, que se revaloriza un 0,21% en el año en su clase Cartera, o el CS Duración 0-2, de Credit Suisse Gestión, que sube un 4,99% en su clase A.

BUENOS RENDIMIENTOS, PERO SOLO TEMPORALES

Pese a las buenas cifras, los gestores muestran su cautela y lanzan mensajes de advertencia a los inversores que son muy adversos al riesgo. Creen que esta situación es coyuntural y no estructural. “Hay que tener cuidado con estos activos y fondos. En la última semana, ya han dejado de ir tan bien”, puntualiza Rafael Valera, consejero delegado de Buy & Hold.

Uno de los gestores de referencia en España para la renta fija está convencido de que estos resultados “no serán extrapolables a futuro”, puesto que “las TIR están en mínimos y el margen para políticas monetarias expansivas es muy reducido”.

La semana pasada, Mario Draghi dio un nuevo empujón a la economía europea, posiblemente en su último servicio al frente del BCE antes de dar el relevo a Christine Lagarde como presidenta. Entre otras medidas, el organismo bajó la tasa de depósito del -0,4% al -0,5% y anunció que, desde el próximo 1 de noviembre, reiniciará su programa de compra de deuda, a un ritmo de 20.000 millones de euros mensuales.

“Parece complicado que volvamos a tener una conjunción de factores así, aunque con un banco central detrás, hacer predicciones es muy complicado”, considera Ardura, de Gesconsult. En opinión de Peña, del fondo Adriza Neutral, los fondos monetarios y de bonos a corto plazo en verde tienen los días contados: “Es difícil de mantener por el nivel de tipos absolutos, y el riesgo me parece descompensado con las posibles pérdidas ante un escenario de menos expansión monetaria”.