Los fondos dan por perdido el año y no remontarán los 400 millones de reembolsos

La dinámica de 2019 es opuesta a la de 2018: mercados en verde, flujos en rojo

  • El escenario más deseado a estas alturas es contener las salidas lo más posible
panicocb1
Los mercados están siendo la tabla de salvación de los fondos este año

Las gestoras en España empiezan a dar por perdido el año en el negocio de los fondos de inversión. Aunque, en promedio, estos productos tienen una rentabilidad positiva del 4,4% y sus activos han crecido en más de 9.500 millones de euros, acumulan casi 410 millones en reembolsos netos. Los pronósticos de flujos son malos o regulares: la tendencia negativa continuará o, como mucho, se recuperará parte del negocio perdido, pero no todo. Lo que parece descartado es que el sector termine con números verdes de captaciones en diciembre.

Los fondos españoles aglutinan un patrimonio de 267.040 millones, un nivel similar al de octubre de 2018. Un año después, se ha visto cómo las numerosas correcciones del mercado y la inestabilidad política y comercial les has pasado factura, frenando un mayor avance patrimonial.

Remontar más de 400 millones de pérdidas se antoja una tarea prácticamente imposible a falta de un cuatrimestre para finalizar el 2019. El pronóstico de la patronal de las gestoras (Inverco) a principios de año era que los fondos ganarían un volumen del 5,2% en el año, y con dos tercios transcurridos del mismo, suman un 3,7%. Pese a la fuerte caída de la bolsa en verano, lo cierto es que son los mercados los que están soportando el negocio de las gestoras este año, pero no los inversores, que se muestran muy cautelosos con sus carteras.

La revalorización de las carteras está siendo la tabla de salvación de las gestoras. Como recuerda Alberto Roldán, director de Family Office en GBS Finance, “inevitablemente, cuando hay volatilidad, el inversor español prima más preservar la cartera que buscar la mejor oportunidad de inversión”. De ahí los flujos de salida. Todo se reduce a una floja educación financiera de los españoles y su falta de visión a largo plazo, una crítica extendida por parte de los profesionales.

Su estimación es que, “si la bolsa cae, como parece que va a hacer, y con la renta fija sin dar nada de rendimiento, me temo que habrá que hablar más de reembolsos que de suscripciones a fin de año”. Este experto se muestra “positivo con la bolsa a corto plazo, pero cauto a medio plazo”.

Un alto cargo de un banco privado español cree que los fondos “recuperarán, pero no todo”. Esta es la postura mayoritaria entre los fabricantes (las gestoras), ligeramente más optimistas, y los distribuidores (bancos, aseguradoras y asesores independientes), más realistas. “Todo dependerá de lo que haga el mercado. Si sube, veremos suscripciones. Si sigue cayendo, será difícil darle la vuelta”, señala Cristina Zabaleta, responsable de Comunicación de Imantia Capital. Nadie se atreve a afirmar tajantemente que los fondos acabarán remontando el vuelo, con captaciones netas a cierre de año. El escenario más deseado a estas alturas del partido es que terminen planos en flujos de dinero o, en su defecto, con los menores reembolsos posibles.

LA DINÁMICA DE 2019 ES OPUESTA A LA DE 2018

En este ejercicio, la dinámica es opuesta al anterior. En 2018, cuando la casi totalidad de los activos cayeron (los fondos cedieron un -4,8%) en el peor año que se recuerda para los mercados desde la quiebra de Lehman Brothers, los fondos lograron unas suscripciones netas de 8.410 millones. Los inversores aguantaron el chaparrón hasta cierto punto. En 2019, con los mercados en verde casi todos ellos aun habiendo atravesado baches, sin embargo hay salidas en los fondos.

“Es difícil revertir una situación como la actual con volatilidad en mercado”, reitera Silvia Merino, responsable de Relación con Inversores y Desarrollo de Negocio para Institucionales de Gesconsult. Pero, matiza, “nuestros principales esfuerzos se centran en hacer ver a los clientes que las caídas de mercado generan oportunidades de entrada en bolsa, como veíamos el pasado mes de agosto”.

Una alta directiva de banca privada en un gran banco nacional se muestra más optimista que el resto y cree que la situación se revertirá para bien de la industria: "El apetito de los clientes por los fondos de inversión es alto". No obstante, recuerda que "más que nunca, es importante diversificar y los fondos son la mejor alternativa para ello".