Alken y DWS, los fondos más pillados por el desplome bursátil de Wirecard

Wirecard lleva meses acechada por las sospechas sobre su contabilidad

la-bafin-leve-l-interdiction-des-ventes-a-decouvert-sur-wirecard

WIRECARD

2,561

17:35 06/07/20
-20,64%
-0,67

Tanto ha ido el cántaro a la fuente que al final ha terminado por romperse. El desplome bursátil de Wirecard, la 'niña mimada' de la bolsa alemana acuciada en los últimos meses por sospechas sobre su contabilidad, ha dejado varias víctimas colaterales tras la confirmación de las mismas este jueves. Y entre los fondos de inversión, hay dos que han quedado muy pillados: Alken y DWS.

La gestora independiente británica Alken Asset Management, especializada en Renta Variable y cuyo fundador y gestor es Nicolas Walewski, es la más expuesta a nivel individual, ya que Wirecard es su mayor posición, al suponer casi el 10% de su cartera (9,78%), según datos de MorningStar.

La exposición total de Alken a Wirecard es de 1,26 millones de acciones, algo más del 1% del capital de la compañía germana. Una participación valorara en unos 50 millones de euros, tras el desplome del 61,82% registrado este jueves, hasta 39,90 euros.

En lo que va de año, los fondos de Alken especializados en renta variable europea acumulan una rentabilidad negativa superior al 15%. Sus otras posiciones principales son Carrefour, con una ponderación del 6,53%, British American Tobacco (5,85%), Peugeot (5,58%) y Eiffage (5,28%).

Además de Alken, el fondo más pillado en Wirecard es el alemán DWS, ya que controla el 2,93% del capital a través de DWS Deutschland; y otro 1,8% a través de DWS Investa. En total, una cartera de 5,84 millones de acciones, cuyo valor de mercado se ha desplomado hasta 233 millones de euros.

Durante la tarde del jueves, DWS envió un comunicado para tranquilizar a los inversores, en el que explicaba que "en los últimos meses, DWS ha ido reducido constantemente su posición fiduciaria en Wirecard".

Y añadía que "al cierre del mercado el 17 de junio de 2020, DWS ya había reducido su posición cerca de un 60%" y que "actualmente DWS ya no tiene posiciones en fondos gestionados activamente".

Por otra parte, DWS confirmó que "tras las noticias publicadas, DWS continuará cumpliendo con su deber fiduciario con los inversores" y "está analizando la situación y considerando la posibilidad de emprender acciones legales".

DESPLOME BURSÁTIL

Wirecard, especializada en el procesamiento de pagos electrónicos, se derrumbó este jueves un 61% en el índice Dax 30 de la bolsa germana, hasta 39,90 euros, tras confirmar la auditora EY graves irregularidades contables en su balance.

La compañía de tecnología y servicios financieros confirmó en un comunicado que el auditor EY "no ha podido obtener evidencia de auditoría suficiente de los saldos de efectivo en las cuentas de fideicomiso para consolidar en los estados financieros consolidados un montante de 1.900 millones de euros (aproximadamente un cuarto del balance consolidado total)".

La noticia provocó un desplome bursátil inmediato, después de que Wirecard hubiera negado en los últimos meses cualquier tipo de irregularidad. La compañía aplazó la presentación de sus resultados hasta que la situación se aclare.

"Hay indicios de que se han proporcionado confirmaciones de saldos espurios desde los bancos tenedores de cuentas al auditor para engañar al auditor y crear una percepción errónea de la existencia de dichos saldos de efectivo o la tenencia de las cuentas en beneficio de las empresas del grupo Wirecard", añadió la empresa en el comunicado.

Esto indica un gran escándalo para una compañía alemana que cotiza en el Dax, el índice más representativo. El Consejo de Administración de Wirecard señaló que "está trabajando intensamente junto con el auditor para aclarar la situación".

La situación financiera de la compañía es muy complicada, ya que "si los estados financieros consolidados anuales y certificados no pueden estar disponibles hasta el 19 de junio de 2020, los préstamos otorgados a Wirecard por una cantidad aproximada de 2.000 millones de euros pueden rescindirse".

El meteórico ascenso de Wirecard hasta el Dax, donde reemplazó a CommerzBank, otra entidad financiera venida a menos, va camino de acabar en un crash bursátil para una fintech considerada hasta hace poco una de las firmas financieras tecnológicas más prometedoras.

Financial Times ha publicado desde principios de 2019 una serie de informaciones sobre las prácticas contables de Wirecard. Según el rotativo británico, la filial de Singapur intentó inflar los ingresos a través de contratos falsificados y anticuados. En octubre, otra noticia de este periódico ya provocó una caída bursátil superior al 10%.

Noticias Relacionadas
contador