La CNMV culpa a las gestoras de tener clientes 'retenidos' en fondos con rentabilidad objetivo

Hay fondos que consiguen su rentabilidad objetivo en pocos meses pero siguen cobrando comisiones

  • Algunos casos recientes son los de Ibercaja, las cajas rurales o Bankoa Crédit Agricole
ep presidentela cnmv sebastian albella encursola apiesantander 20190509144302
El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, en un curso de la APIE en SantanderUIMP - Archivo

La CNMV redobla su presión a las gestoras por la comercialización y gestión que hacen de los fondos con rentabilidad objetivo. En marzo de 2017, el supervisor español ya les dio un toque de atención por el mismo tema, y ahora vuelve a la carga. El presidente del organismo, Sebastián Albella, les pide que vayan “un paso más allá del hecho relevante” que se les exige como medida de mínimos para informar sobre la estrategia y el comisionado de estos fondos, ya que habría miles de inversores ‘retenidos’ en estos fondos sin saber que están pagando comisiones de más por una rentabilidad conseguida con antelación.

En España, estos fondos, que son los sustitutos naturales de los garantizados, está enmarcados dentro de la categoría de gestión pasiva. Esta categoría, según la CNMV, gestionaba a cierre de 2018 cerca de 16.150 millones de euros de casi 543.200 partícipes. No todo este volumen se corresponde con los fondos con objetivo concreto de rentabilidad, pero sí una buena parte del mismo se debe a ellos.

Según Albella, en los últimos días los técnicos de la institución han detectado más de una decena de casos en los que fondos de este tipo avisan mediante el correspondiente hecho relevante de que han alcanzado “antes de tiempo” el objetivo de rentabilidad propuesto en su folleto. Sin embargo, como la información a los partícipes es poco transparente a este respecto y estos no leen tales hechos relevantes, muchos inversores podrían llegar a estar dentro de estos fondos “incluso hasta 2028”, según el rastreo que ha realizado el supervisor de los mercados españoles.

Las gestoras han visto en esta fórmula la salida idónea para los inversores conservadores en el contexto actual de tipos al 0%. Estos fondos suelen estar estructurados sobre acciones o índices bursátiles en sus versiones más recientes, pero también lo han estado sobre renta fija. Aunque la TAE que prometen no es demasiado alta en términos absolutos (por debajo del 0,50%), sí lo es en relación con los depósitos. Pero, con el rally que han experimentado las bolsas a principios de año, hay fondos que han conseguido en pocos meses lo que deberían haber conseguido en varios años.

La CNMV pide a las gestoras que sean proactivas, utilicen todos los canales que tienen a su disposición y den a sus partícipes en estos fondos "más información que la del propio hecho relevante" para que estos sepan que el fondo en el que están invertidos ha superado "antes de tiempo" su objetivo de rentabilidad, qué ventanas de liquidez tienen y qué comisiones cobra el fondo si siguen en él, entre otros aspectos. También qué riesgos de mercado asociados conlleva su permanencia hasta el final, dada su creciente duración.

LOS GARANTIZADOS DE IBERCAJA O LAS CAJAS RURALES

A comienzos de 2017, la CNMV publicó una guía técnica sobre refuerzo de la transparencia de fondos de inversión con objetivo concreto de rentabilidad a largo plazo, estuviesen garantizados o no. Los fondos garantizados suman hoy un patrimonio de más de 20.100 millones y también preocupan al supervisor, porque igualmente tienen un objetivo de rentabilidad.

En lo que llevamos de 2019, los fondos que han enviado hecho relevante advirtiendo que han superado el objetivo de rentabilidad a vencimiento por el valor liquidativo son, sobre todo, de Ibercaja, Banco Cooperativo (las cajas rurales) y Bankoa Crédit Agricole, y prácticamente todos garantizados y muchos de ellos ligados a deuda.

El último de ellos, el Ibercaja 2027 Garantizado, fue registrado en enero de este mismo año y su inversión comenzó en marzo, tras dos meses de comercialización. Su rentabilidad garantizada a vencimiento es del 5,86%, y su rentabilidad acumulada a finales de mayo ya era del 5,94%, por lo que el diferencial de rendimiento que generó el hecho relevante era del 0,08%.