Publicidad

Los tramos del ahorro en el IRPF

Los tramos de IRPF marcan el dinero que pagaremos por el total de nuestras rentas salariales al hacer la declaración de la renta, pero no por nuestras ganancias, que formarán parte de las rentas del ahorro, que cuentan con sus propios tramos. Os explicamos cuáles son, cuáles serán con la reforma fiscal y cómo interpretarlos.

Al igual que existen unos tramos de IRPF generales para las rentas obtenidas por el trabajo y el conjunto general de los ingresos de una persona -incluiría el dinero de los planes de pensiones, rentas de alquilar…- también existen unos tipos o tramos del ahorro, que son los que se aplican sobre la mayoría de nuestras inversiones y que se integran dentro de la denominada renta del ahorro.

¿Qué es la renta del ahorro?

La introducción anterior seguro que te ha servido para hacerte una idea de qué es la renta del ahorro y qué tipo de ingresos incluye. De hecho, su nombre ya esbastante descriptivo por sí mismo. Sin embargo, nunca está de más ahondar un poco más en qué elementos forman la renta del ahorro y cómo se calcula.

Cómo se integran las rentas del ahorro en la declaración del la renta

Y si vamos un poco más allá, aquí puedes ver cuáles son los rendimientos a tener en cuenta en el IRPF y su integración en la base imponible según su procedencia (pulsar en la imagen para hacer más grande)

Los tramos del ahorro y los rendimientos de inversiones en el IRPF

Como puedes ver, no se paga por cada una de las inversiones, sino que todas las ganancias y pérdidas patrimoniales se integran en función de su procedencia. Así, si has ganado 2.000 euros en bolsa pero has perdido 500, sólo pagarás impuestos por valor de 1.500 euros. Y si el resultado global es negativo, es decir, has perdido con tus inversiones, podrás compensar esas pérdidas con las ganancias obtenidas hasta en los cuatro siguientes ejercicios.
Los planes de pensiones quedan fuera de las rentas del ahorro. Si quieres saber cómo tributan al rescatarlos, en este post te lo explicamos.

Los tramos del Ahorro en el IRPF

Los tipos del ahorro del IRPF también están pensado para mantener la progresividad que se supone a la declaración de la renta. Dicho de otra forma, que quienes más tienen, paguen más o, en este caso, quienses más ganan con sus inversiones, que paguen más impuestos.

La reforma fiscal ha cambiado ligeramente la composición de estos tramos del ahorro, añadiendo uno nuevo respecto a los que se aplican en la renta 2014, que es la que pagaremos en 2015.

La siguiente tabla muestra su evolución desde el cambio que se produjo en 2011 (pulsar en la imagen para hacerla más grande)

Comparativa de la fiscalidad del ahorro desde 2011

¿Cómo se aplican los tramos?

Ahora que ya conoces cuáles son los tipos del ahorro sólo te resta entender cómo funcionan exactamente, y lo hacen de la misma que los tramos de IRPF normales. Es decir, se suma la cantidad y se va tributando por ella dentro de cada tramo. ¿Todavía no te aclaras? No te preocupes, con este ejemplo no te quedará ninguna duda.

Imaginemos que Juan ha ganado un total de 50.000 con sus inversiones y tiene ahora que pagar impuestos por ellos. En principio, su entidad ya le habría retenido el 21% de las ganancias, por lo que ese dinero ya lo habría adelantado a Hacienda. Más allá, Juan pagará 1.260 euros por los primeros 6.000 euros de ganancias o un 21%, a lo que hay que sumar 4.500 euros por la cantidad que va desde los 6.000 hasta los 24.000 euros o un 25% de 18.000 euros y 7.020 euros por las cantidades que exceden de los 24.000 euros o un 27% de 26.000 euros. En total, de los 50.000 euros que ha ganado Juan en 2014, Hacienda le reclamará 1.0260 euros.

Espero que lo hayas entendido. Si te ha gustado, no te olvides de compartirlo en redes sociales.
También puedes seguirnos en Twitter y Facebook, donde estaremos encantados de responder a tus dudas.

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...