Publicidad

Cómo y cuando presentar una declaración complementaria

Cometer errores en la declaración de la renta es algo más habitual de lo que pensamos. Cuando esto ocurre y se producen errores u omisiones que afectan al resultado final del IRPF es necesario regularizar la situación. Para ello presentaremos una declaración complementaria. Así es como se hace.

Como y cuando presentar una declaracion de la renta complementaria

Aprobar el borrador de la renta sin revisarlo, no incluir alguna de reducciones a las que se tienen derecho o dejar fuera algún ingreso. Estos son sólo algunos de los errores más habituales en la declaración de la renta. Cada año miles de contribuyentes cometen alguno de estos fallos que después están obligados a enmendar. Presentar una declaración complementaria es la forma de hacerlo

Cuándo presentar la complementaria

Tal y como explican desde la Agencia Tributaria, los errores u omisiones en declaraciones ya presentadas y que supongan una alteración del resultado de la renta deben regularizarse mediante la presentación de una declaración complementaria. Este será también el método que utilicemos para la pérdida del derecho a reducciones o exenciones en declaraciones anteriores.

Del mismo modo, los rendimientos del trabajo en concepto de atrasos también se regularizarán mediante una declaración complementaria. Esto afecta a los sueldos que nos e percibieron en su momento y que, por lo tanto, se dejaron de incluir en el IRPF (comprueba aquí las tablas de IRPF), pero que se cobran al año que viene, por ejemplo. Esto ocurre de forma habitual con los pagos del Fogasa, que se cobran casi siempre más tarde.

Sin embargo, la pérdida del derecho a deducciones deberá regularizarse en la declaración correspondiente al ejercicio en curso, abonando además los obligatorios intereses de demora.

Cómo hacer una declaración complementaria

El proceso para realizar y presentar una declaración complementaria es mucho más sencillo de lo que podemos imaginar. Para ello utilizaremos el Programa Padre de la renta correspondiente al ejercicio que queramos subsanar. Para acceder al mismo bastará con dirigirnos al apartado de “Descarga de Programas de ayuda” que encontraremos en el margen derecho de la página de la AEAT o bien

A partir de ahí será necesario descargar e instalar el Programa Padre, tal y como se explica en este vídeo.

Una vez descargado e instalado el Programa Padre procederemos a rellenar la declaración con los datos presentados en su día y los nuevos que queremos incluir. Después sólo habrá que marcar la casilla 120, 121, 122,123 y 124, según corresponda el resultado de la declaración que presentamos en su día.

Conviene, como siempre, comprobar de nuevo los datos para evitar nuevos errores y tener que presentar de nuevo otra declaración complementaria.

Plazos para presentar la complementaria

En términos generales, se podrá presentar la declaración complementaria en cualquier momento una vez detectado el error. Sin embargo, el en caso de las percepciones de atrasos de rendimientos del trabajo, se aplicará una normativa especial. Si estos se perciben entre el 1 de enero y el inicio del plazo para la presentación de la renta 2014, la autoliquidación se presentará en ese año antes de finalizar el plazo para presentar el IRPF de 2014.

Cuando los atrasos se perciban con posterioridad, es decir, más tarde del 30 de junio de 2015, la autoliquidación complementaria se presentará antes del plazo final fijado para la renta 2015.  

 

Imagen – Shutterstock

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...