Publicidad

Cómo declarar el alquiler vacacional en el IRPF

En anteriores ocasiones hemos tratado la deducción por alquiler en la declaración de la renta. Sin embargo, en esta ocasión queremos centrarnos en el caso concreto de una propietaria de un piso que pone en alquiler durante los meses vacaciones. ¿Cómo deben reflejarse estos ingresos extra? ¿Se pueden también restar los gastos al dinero que se ingresa? Vamos a resolverlo.

Lo primero que debemos tener en cuenta es que en el caso del alquiler vacacional no se aplica la normativa habitual a la que la mayoría está acosumbrado, ya que esta se reserva para alquiler para vivienda habitual. Esto implica que no podremos aplicar la reducción del 60% en el IRPF a los ingresos obtenidos precisamente porque el uso de la vivienda no será el de habitual.fiscalidad alquiler vacaciones

En este punto conviene distinguir entre la segunda vivienda amparada bajo la Ley de Arrendamientos Urbanosque habrá que incluir en como “arrendamiento para uso distinto del de vivienda” y la que ya está registrada como alojamiento turístico.

En el primero de los casos y bajo la ley general de arrendamientos urbanos no será necesario cobrar el IVA a los inquilinos, aunque sí establecer una fianza. El dinero ingresado tributará como rendimientos del capital inmobiliario y a las ganancias podrán restarse los gastos necesarios para la obtención de los rendimientos. Estos incluyen el Impuesto sobre Bienes e Inmuebles (IBI), tasa de basura, gastos de comunidad, gestiones de la agencia de alquiler… como explican desde la Agencia Tributaria. Eso sí, la cantidad a restar en el caso del IBI y otros gastos anuales deberá ser proporcional a los meses que ha estado el piso alquilado.

La cosa cambia cuando la vivienda ya está registrada como alojamiento turístico. En este supuesto habrá que incluir el IVA del 10% y la posterior declaración de IVA trimestral. Además, si la actividad se ejerce como autónomo, se deberá realizar el pago trimestral del IRPF. Como en el caso anterior, los beneficios se calcularán de la resta de los gastos derivados de poner el puso en alquiler sobre los ingresos obtenidos. Esta será cantidad que debamos sumar en la declaración de a renta.

En definitiva, que es obligatorio tributar por los ingresos de los alquileres estivales. Además, también es recomendable ofrecer un servicio profesional y sobre todo no mentir, ya que después el inquilino podrá reclamar.

Imagen – iagoarchangel en Flickr

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...