Publicidad

Cómo ahorrar al rellenar la declaración de la renta

como-ahorrar-al-rellenar-la-declaracion-de-la-renta

Si existe algo en lo que todos los españoles están de acuerdo y navegan en la misma dirección, esta es la declaración de la renta. A la hora de enfrentarse al IRPF en 2013  el objetivo común es claro: pagar lo menos posible a Hacienda, siempre dentro de la legalidad. Todos lo intentan pero no todos lo consiguen. Os explicamos algunos trucos para tener éxito y reducir la factura fiscal rellenando correctamente la renta 2013.

Llega la campaña de la renta 2013 y todos los contribuyentes se vuelcan en buscar formas de ahorrar en la declaración de la rentaEl problema es que la mayor parte del ahorro está aparejada no tanto a la forma de rellenar el IRPF sino a las acciones que hayamos llevado a cabo en 2013 y la diferencia entre una buena y una mala planificación alcanza es de 3.500 euros de media. Al final debemos tener en cuenta que en 2014 pagaremos por los ingresos e inversiones llevados a cabo en 2013 -de ahí que hagamos la renta 2013- y, por lo tanto, las posibilidades de ahorro se limitarán a cómo incluyamos estos datos en el Programa Padre. Por fortuna o por desgracia, incluso aquí hay diferencias entre hacerlo bien y hacerlo mal.

Para no pagar de más a la hora de rellenar la declaración de la renta hay una serie de cuestiones que debemos tener en cuenta:

  • Reúne todos tus datos y no confíes sólo en los datos fiscales que envía Hacienda.
  • Pon especial atención al rellenar el apartado de vivienda habitual en caso de haber comprado casa antes de 2013.
  • Revisa que aplicas todas las deducciones a las que tienes derecho en la cuota estatal.
  • Repasa las páginas dedicadas a la cuota autonómica, pues son más proclives a no incluir ‘directamente’ las bonificaciones a la cuota y deducciones a las que puedas tener acceso.
  • Si estás casado, utiliza el Programa Padre para saber si te conviene más presentar la declaración conjunta o individual.

Pero más allá de estas recomendaciones generales, hay una serie de elementos adicionales a los que deberemos prestar atención para ahorrar en la declaración de la renta. ¡Vamos a verlas!

  • Reducciones por aportaciones a planes de previsión social: se incluyen en la página 12 entre las casillas 376 y 388. Conviene recordar que los planes de pensiones desgravan en la declaración de la renta en función de las cantidades aportadas, como también lo hacen los PPA o Planes de Previsión Asegurados.  Es importante asegurarse de que el dinero invertido está bien consignado, tanto el propio como las aportaciones para el cónyuge o personas con discapacidad.
  • Retribuciones en especie. Si parte de nuestro salario lo hemos percibido en especie, será importante indicarlo correctamente en la casilla 002, ya que no tributarán las cantidades satisfechas por la empresa por los gastos e inversiones para formar a los empleados en el uso de nuevas tecnologías, no las relativas a tarjetas de transporte o ticket de comida,  por poner algunos ejemplos.
  • Gastos deducibles en inversiones. Los rentas del ahorro son otra fuente para pagar menos en la declaración de la renta. En la casilla 29 incluiremos los gastos deducibles de los rendimientos del capital mobiliario como los gastos de administración y depósito de valores negociables, es decir, de las acciones y resto de activos que tengamos en cartera.
  • Aplicar la exención a los dividendos. Se incluirá en la casilla 23 las rentas percibidas en forma de dividendos, para lo que debemos tener en cuenta que los primeros 1.500 euros están exentos de tributar.
  • Compensar pérdidas y ganancias en inversiones. Entre las casillas 355 y 360 podremos compensar las minusvalías sufridas en años anteriores con las plusvalías logradas en el pasado ejercicio.
  • Pensión de alimentos. Incluiremos en la casilla 445 las anualidades pagadas como pensión de alimentos a favor de los hijos que sean motivadas por decisión judicial.
  • Deducción por vivienda. El Anexo A al completo está dedicado a la vivienda. No debemos olvidar incluir los datos de la vivienda y las cantidades invertidas en adquisición de vivienda habitual siempre que esta fuese anterior a 2013.
  • Deducción por alquiler. Entre las casillas 563 y 570 se incluirán los datos relativos al alquiler y se podrá deducir por el dinero aportado siempre que la base imponible sea inferior a 24.107,2 euros. Hay que recordar también revisar que aplicamos la deducción en la parte autonómica de la cuota.
  • Deducciones por otras. De nuevo en el Anexo A habremos de incluir las cantidades pagadas por obras de rehabilitación y adecuación de la vivienda que comenzasen en 2012 o años anteriores.

 

Rellenar correctamente la declaración de la renta puede ser fuente ahorro, pero la mejor forma de pagar menos impuestos es, sin duda, una buena planificación fiscal. Ahora que estás centrado en la declaración de la renta aprovecha y dedica un poco de tiempo a planificar tus inversiones y las deducciones a las que darán lugar en la renta 2014. Aquí te dejamos cinco formas de hacerlo.

Imagen – Shutterstock

Publicidad

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...