Bolsamania

Wami Lalique Spyder, el espíritu clásico resucitado

Ares Design, que en 2018 presentó el Proyecto Wami, ha anunciado que va a dar el siguiente paso y convertir su idea en un modelo de producción. EL resultado se llamará Wami Lalique Spyder, un fabuloso coche cuyo diseño se inspira en los roadsters de los años 50.

Ya hay quien ha visto en las imágenes del proyecto (las que puedes ver también en este post) una copia descarada del Maserati A6G / 2000 Spyder de 1956 de Frua. Hay quien tiene mucha memoria y mucho archivo. Sin embargo, el Wami Lalique Spyder es diferente, un trabajo casi artesanal. De hecho, su chasis de aluminio y fibra de carbono está hecho a mano.

Como se aprecia en las imágenes, la parte delantera está dominada por una gran rejilla flanqueada por unidades de iluminación circular. También cuenta con un capó con entrada de aire, ventilaciones en el guardabarros delantero y llantas “de alambre” al más puro estilo old school.


Otras características de estilo notables del Wami Lalique Spyder son su capota blanda retráctil, sus faldones laterales brillantes y sus retrovisores de estética retro. No menos llamativo es el sistema de escape cromado de cuatro tubos de escape y los sobresalientes guardabarros traseros.

La cabina combina toques modernos con el encanto de los coches de época Por ejemplo, los indicadores analógicos están separados por una pantalla digital. El modelo también cuenta con un sistema de información y entretenimiento independiente y un tablero de dos tonos con molduras de roble inglés. También podemos ver salidas de aire circulares, un reloj analógico y asientos de cuero italiano. Otro toque interesante son los adornos de cristal hechos a mano, que provienen del fabricante de cristal francés Lalique.


El cofundador y director ejecutivo de Ares Design, Dany Bahar, nos describe el Wami Lalique Spyder de este modo: “Es el accesorio de lujo definitivo (…) Sus propietarios podrán revivir el espíritu romántico de los viajes en coche por las carreteras de la Costa Azul y de la Costa Amalfitana de la década de 1950 en una obra maestra bellamente adornada”.

Actualmente, la empresa está aceptando pedidos en varios colores, aunque la primera producción se limitará a solamente 12 unidades.

Fotos – Wami