Bolsamania

Volvo, cuando la carrocería se convierte en batería

 Volvo

Volvo acaba de anunciar la creación de piezas de carrocería que, además de proporcionar a sus vehículos su aspecto estético, pueden hacer también la función de batería, gracias al desarrollo de un nuevo material con fibra de carbono.

Este se obtiene a partir capas muy finas y rígidas de fibra de carbono mezcladas con una resina polímera, con nano baterías y supercondensadores integrados en cada capa. Estas “piezas de batería” pueden ser utilizadas para reemplazar a ciertos elementos clásicos de carrocería, como las puertas, el techo, y el capó. Volvo afirma que una batería así podría ofrecer una autonomía de 125 km.

Volvo ha desarrollado un prototipo de S80 cuyos dos elementos de la carrocería están fabricados con este nuevo material con el fin de hacer la demostración de las posibilidades de esta nueva tecnología. El vehículo dispone de un nuevo capó cuya capacidad eléctrica permite reemplazar la batería estándar.

No sólo este material permite almacenar electricidad, sino que es más ligero que el acero. Volvo estima que podría hacer bajar un 15% el peso de sus vehículos, utilizando este nuevo material para fabricar puertas, el capó, y el techo.

Este proyecto, financiado por la Unión Europea, despegó en 2010. Nueve entidades europeas están implicadas, como Volvo y el Imperial College London.

Foto – Wkinoticia