Bolsamania

Ford MyKey o cómo poner restricciones al volante para jóvenes


En los últimos tiempos Ford ha puesto todo su esfuerzo en una innovadora y no frecuente tecnología: Ford MyKey. Esta tecnología permite establecer ciertas restricciones al vehículo, pensadas especialmente para los conductores más jóvenes mantengan cierto nivel de seguridad al volante o, al menos, asegurarnos de que cumplen ciertas normas.

Lo novedoso de esta tecnología es que las restricciones sólo se aplican a una llave (y las que nosotros hayamos configurado), llave que supuestamente los padres habrán cedido a su hijo para que coja prestado el coche. Entre las restricciones que podemos aplicar se encuentra la del límite de velocidad, reducir el volumen máximo del equipo de sonido, dejar desactivada la radio hasta que se hayan colocado todos los cinturones de seguridad así como la posibilidad de no desactivar ciertas medidas de seguridad.

De momento, la tecnología Ford MyKey es muy popular en Estados Unidos donde va implantada de serie en la mayoría de vehículos, aunque en Europa aún le queda mucho recorrido; apenas ha debutado con el nuevo Ford Fiesta aunque la intención de la compañía es extender su uso especialmente de aquí a 2015.

La eficiencia de este sistema está casi fuera de cualquier duda; de hecho un profesor de psicología en la Universidad de Exeter (Reino Unido) calificaba así al sistema: “Puede que los conductores jóvenes quieran conducir de manera segura, pero lo hacen menos porque sienten la presión de sus amigos o de otros conductores. MyKey puede eliminar la influencia del control personal en el límite de velocidad del vehículo y el volumen máximo del equipo de audio. Esto les da una excusa para conducir de una manera segura a los conductores jóvenes que puedan sentirse presionados para conducir de manera arriesgada”.

No cabe ninguna duda de que esta tecnología está enfocada a conductores noveles, con poca experiencia al volante (en el Reino Unido el 27% de los conductores entre 17 y 19 años se ve implicado en un accidente de tráfico durante su primer año al volante), motivo por el cual la tecnología permite:

Apagar el equipo de sonido en caos de no llevar puesto el cinturón de seguridad.

Alarmas sonoras cuando se excede la velocidad, en momentos concretos entre los 70 y los 140 km/h según especifique el dueño del vehículo.

– La luz de la reserva en caso de bajo combustible se enciende antes de lo habitual, intentando reducir el riesgo de quedarse sin combustible.

– No se puede desactivar ciertos elementos de seguridad como es el caso del Control de Estabilidad Electrónico o el Active City Stop Burgess (sistema para evitar accidentes a baja velocidad, mediante un sistema de alarma).

Fuente: Prueba tu coche