Bolsamania

Volkswagen Polo Advance 1.2 60 CV

Hablamos aquí del Polo más pequeño que se puede encontrar en el mercado en la gama de coches utilitarios de la casa Volkswagen. No obstante se trata de un vehículo bueno, bonito y barato. Para quien quiera más, puede optar por versiones deportivas, agresivas o ecológicas cómo serían: el Cross Polo, Polo GTI o Polo Bluemotion.

El Polo Advance tiene un largo de 3.9 metros con una batalla de 2,4 metros y una capacidad de maletero de 280 litros, con asientos abatidos se multiplica por tres la capacidad hasta los 952 litros. Espacio más que suficiente para transportar la compra, los libros de estudiante o las maletas del bebé con la ventaja de un aparcamiento fácil en cualquier lugar de una gran urbe.

Un equipamiento exterior de serie con cuatro llantas de acero de 14″ con embellecedores, una carrocería galvanizada con cristales antitérmicos y carcasas de retrovisores así como las manetas de las puertas y parachoques en el mismo color que el vehículo. Parrilla del radiador en negro brillante. La equipación interior incluye aparte de los básicos de todo vehículo como regulación y abatimiento de asientos, compartimentos portaobjetos y espejos en los parasoles un tapizado llamado “Metric” y un volante de tres radios de plástico.

El equipamiento de seguridad incluye frenos ABS, airbags laterales y frontales para acompañante y conductor, ESP, cinturones de seguridad, inmovilizador eléctrico así como apoyacabezas traseros. El equipamiento funcional es de aire acondicionado, un asistente de arranque en pendientes, cierre centralizado, elevalunas eléctrico, iluminación regulable de los instrumentos y de maletero, radio cd RCD de 20 watios de potencia por cuatro altavoces, etc

Un coche con los mínimos básicos necesarios para la conducción, y siempre con la calidad que caracteriza al grupo Volkswagen. De ello que este equipamiento no llame especialmente la atención por algún extra deseable como los muchos que se ofrecen a día de hoy en las casas de coches como sería por ejemplo unos faros xenón o algún tipo de asistente a la conducción. Pero a quien le pese más lo económico antes que el confort, deberá tener en cuenta esta alternativa. Un segundo vehículo con las prestaciones mínimas a un precio increíble.

Hay que indicar que se puede obtener una gran gama de equipamientos y paquetes opcionales como viene siendo habitual en los coches alemanes. La personalización del automóvil es bien posible, pero claro, hay que pagarlo. Desde multimedia con climatronic, volantes multifunción, sensor de lluvia, faros bi-xenón o un equipamiento exterior con llantas de 15, 16 o 17 pulgadas y pintura metalizada; todo es posible en el Polo Advance.

No en vano su motor gasolina de 60 caballos con inyección multipunto de tres cilindros y tracción delantera, nos presta un buen arranque y una buena conducción por ciudad. Cinco marchas, una capacidad de depósito de 45 litros y un consumo interurbano de 4,5 litros hacen de este pequeño automóvil el compañero ideal para salir por las noches o a diario para ir y venir de los quehaceres. Creo que los 8.900 euros que hay que pagar por el Polo Advance 1.2 60 caballos se hacen más que rentables…