Como cada verano el calor aprieta y el aire acondicionado (en otros tiempos un lujo) se ha convertido en un elemento imprescindible en cualquier coche. En este sentido,