Bolsamania

Su última voluntad: ser enterrado en su propio coche

 

La noticia llega de Sudáfrica. Un destacado político y empresario del país, Tshekede Bufton Pitso, antiguo líder del Movimiento Democrático Unido (UDM), fallecía hace unas semanas. Además de la política, la gran pasión de este hombre era el mundo del motor. De hecho, llegó a poseer una gran colección de lujosos Mercedes de la que tuvo que deshacerse después debido a problemas económicos.

Sólo se quedó en su garaje con un viejo Mercedes E500 de segunda mano que en los últimos tiempos ya ni arrancaba. Eso sí, el bueno de Pitso se pasaba horas sentado en su interior, escuchando la radio y recordando los buenos tiempos. Tanto cariño le tenía a su viejo coche que pidió expresamente a su familia que se respetara su última voluntad: ser enterrado con su coche cuando llegara la hora de dejar este mundo.

Y eso es precisamente lo que sucedió. Un entierro realmente peculiar.

Pitso era un líder carismático y querido, por eso su funeral fue multitudinario. A pesar del confinamiento impuesto por la pandemia del Covid-19, nadie quiso faltar a la cita, sobre todo para ver la extravagancia de sustituir el clásico ataúd por un vehículo de cuatro ruedas.

“Nunca antes habíamos recibido una solicitud de este tipo (…) fue una tarea difícil y estresante”, declaró a los medios el director de la funeraria Phomolong, encargada de la logística.

Las fotos que fueron tomadas en el extraño funeral muestran algunas imágenes un tanto perturbadoras. Una de ellas nmuestra a Tshekede Bufton Pitso sentado en el asiento del conductor de su amado Mercedes, con el cinturón de seguridad puesto y las manos en el volante, mientras varias personas se esfuerzan en hacer descender lentamente el vehículo a la fosa excavada en el jardín de la familia Pitso.

Fotos – Facebook