Bolsamania

Quant e-Sportlimousine, el coche que funciona con agua del mar

NanoFLOWCELL-QUANT-e-Sportlimousine-0

Olvídate de la gasolinera. Solo tienes que acercarte a la playa (si vives en un lugar cerca de la costa) y llenar unas cuantas garrafas de agua de mar, un combustible bueno, bonito y sobre todo barato para hacer funcionar tu coche del futuro: el Quant e-Sportlimousine que ha sido presentado recientemente, aunque aun solo como concept car, en el Salón de Ginebra.

¿Demasiado bueno para ser verdad? Sin duda, pero soñar es gratis. El e-Sportlimousine es un coche eléctrico destinado a servir de banco de pruebas a las baterías líquidas, también llamadas de flujo (o Flow Cell en inglés) de las que hablábamos en este blog hace tan solo unos días.

El milagro de la batería líquida

No se trata pues de un motor que funciona con agua, sino de un motor eléctrico impulsado por estas baterías especiales, ya ensayadas por la NASA en la década de los 70, cuyos depósitos contienen electrolitos de agua y sales metálicas (un compuesto muy parecido al agua del mar) separados por una fina membrana.

Y como había que diseñar un prototipo para un motor revolucionario, al menos que sea atractivo. Así que dejando la tecnología de lado, el Quant e-Sportlimousine presenta una estética que no deja a nadie indiferente. Pesa 2.300 kg, mide 5,25 metros de largo y 2,2 de ancho y sorprende por la abertura de las puertas laterales en forma de “alas de gaviota”, como los deportivos legendarios. El interior combina la elegancia clásica de la madera con lo último en tecnología con un panel digital futurista y muchos detalles.

Los cuatro motores eléctricos (uno por cada rueda) de 925 CV del Quant e-Sportlimousine hace que este coche pueda pasar de 0 a 100 km/h en solo 2,8 segundos y llegar a alcanzar una velocidad máxima de 380 km/h con un peso de 2.300 kg.