Bolsamania

Porsche 911 Carrera RS 2.7, 40 años de leyenda

 

Incluso si acaba de celebrar sus cuarenta años, el Porsche 911 Carrera RS 2.7 sigue haciéndonos soñar a todos los amantes de este tipo de vehículos. Su reputación no le ha sido usurpada todavía por ningún otro modelo. Fabricado en 1590 unidades, su nombre procede de la célebre carrera mejicana, la Carrera Panamericana. Concebido únicamente para la competición, su éxito fue tal que los 500 ejemplares iniciales se convirtieron en 1590.

En efecto, Porsche necesitaba 500 modelos para la homologación que le permitiera participar en el campeonato de Europa GT. Basándose en el Porsche 2.4 S, el fabricante modifica y aligera al máximo el vehículo para conseguir un peso en vacío de 960 kilos.

Un motor Flat 6 mítico

Este deportivo de leyenda ofrece un placer de conducción intenso. Desde el punto de vista técnico, nada se dejó al azar. El motor se aligera y sube hasta los 210 caballos. Con una relación peso-potencia extraordinaria, su nivel de rendimiento es absolutamente elevado. Su motor Flat 6 es melodioso, envolvente y mágico para una potencia incansable.

Un coche reconocible

Desde el punto de vista externo, el Porsche 911 Carrera RS 2.7 destaca por su alerón (en cola de pato) integrado en el capó del motor para acentuar el apoyo sobre el tren trasero. Su carrocería de colores vivos, sus yantas Fuchs pintadas del mismo color que la banda del flanco, hacen del vehículo un modelo reconocible sobre el resto de la gama.

En realidad estamos hablando de un coche de lujo, confortable pero al mismo tiempo deportivo, de alto rendimiento, sobretodo en su versión “light”; el 911 Carrera RS 2.7 sigue siendo una de las leyendas más deseadas de todos los tiempos.

Foto – MotorPasion