Bolsamania

Mercedes G 500 4×4

1424599653_extras_ladillos_2_0

Ésta elección es un reto y menudo reto! Es un coche para todo. Un vehículo para el tiempo de ocio, para diario, para el invierno y para el verano y para las escapadas de caza los fines de semana. Si se pudiera elegir un solo coche, la elección estaría clara: el Mercedes G 500 4×4².

Desde 1979 se fabrica en Graz, Austria la clase G de Mercedes. Un icono del automóvil conducido por el ejército, jeques, famosos de L.A. al igual que por trabajadores forestales. De un coche rústico todoterreno se ha hecho y en especial después del cambio de siglo y tras una introducción tardía en el mercado norteamericano, un vehículo en inglés para el Lifestyle, un estilo de vida sin suavizantes. Si al principio le sobraban al cliente de 72 a 150 caballos, ahora el potente G ofrece desde el actual 65 AMG más de 600 caballos y también una versión 6×6 para las salidas por el desierto con incluso tres ejes y superficie de carga abierta. Si aún así hay gente que lo quiera más bestia y más salvaje le espera en el Salón del Automóvil de Ginebra la versión G 500 4×4². El G 500 sería la joya de la corona pero aún hoy no esta todavía decidido si entrará en serie.

En el Salón de Ginebra el super G aún esta expuesto como un estudio pero esto no va a quedar en las cuatro piezas únicas fabricadas hasta el momento. También el Mercedes G 63 AMG 6×6, la perversa realización de un modelo australiano del ejército con tres ejes y V8 dobleturbo debiera de ser en un principio un coche menudito de entretenimiento para los Emiratos Árabes. Finalmente se vendieron cerca de 150 unidades lo que lleva a pensar que el G 500 4×4² no se quedará en solo un estudio.

1424599653_0Su entrada en escena es marcial: 45 centímetros del piso al suelo, carrocería ajustable proveniente de los coches de rally así como los conocidos tres cierres, una cosntrucción del bastidor de travesaños hacen de éste coche algo sobrenatural.

El agregado hace el resto. Los ingenieros se han aprovechado de las bondades de un nuevo elemento en el catálogo Daimler. El cuatro litros dobleturbo propulsará a partir de verano también el AMG GT hacia marcas deportivos de alto rendimiento. En el G 500 4×4² el agregado ofrece 422 caballos y un paar máximo de 610 Nm. El coche no solo subirá por las cuestas más empinadas, esto solo es una cara de la moneda. Porque por sus 30 centímetros adicionales de ancho de vía y un punto de gravedad aún más bajo, éste coche de tres toneladas coje las curvas como nunca se ha visto antes en ninguna otra clase G.

Hay que decir que la dirección es todo menos directa, la posición de los asientos regular y la estructura gigantesca pero con ganas y máxima potencia uno conduce por las laderas curvadas de un puerto de montaña para arriba y para abajo. Para que la dinámica de conducción sea igual de ilimitada como su capacidad de todoterreno el Mercedes G 500 cuenta con dos tipos de llantas. Unas de 22 pulgadas para carretera y unas de 18 pulgadas para la salida a un terreno peligroso. La distancia de vadeo, impresionantes 100 centímetros.

Cuando el G 500 4×4² se haga realidad a finales de año, costará 300.000 euros. La historia de éxito del Mercedes clase G contará entonces aún éste año con un nuevo capitulo. Esto también vale para las cifras de ventas: “con 14.500 unidades producidas el año pasado estuvimos completos” dice Gunnar Güthenke, responsable de la clase G de Mercedes en Graz.