Bolsamania

McLaren, la decepción del Gran Premio de Australia

McLaren

Desastroso inicio de temporada para la escudería inglesa. Mal en los entrenamientos libres, mal en la clasificación y mal en la carrera. No se salvó nada. Ya en la clasificación se vio que el MP4-28 no iba nada bien. Sergio Pérez, en su primer Gran Premio con la escudería de Woking, no pudo llegar a la Q3, quedándose en la Q2, saliendo desde el puesto 15 de la parrilla de salida. Su compañero de equipo, el inglés Jenson Button, sí consiguió la clasificación para la Q3, donde obtuvo el décimo y último puesto de la tanda, superado por los dos Lotus y el Force India de su compatriota Paul di Resta.

Los resultados de la clasificación no presagiaban nada bueno para la carrera. Y así sucedió. Tanto Jenson Button como Sergio Pérez no cometieron errores pero el coche nunca fue competitivo, completando un Gran Premio decepcionante. Button consiguió entrar en los puntos al acabar en la novena posición, mientras que Sergio Pérez no pudo pasar del undécimo lugar finalizando fuera de los puntos. Además de Ferrari y Red Bull, escuderías que ya habían sido superiores la temporada pasada, en Australia también se han visto doblegados por los Lotus, los Force India y el Mercedes de Lewis Hamilton, el que fuera su piloto estrella en las últimas temporadas.

Al equipo le queda mucho trabajo por delante para recuperar las buenas sensaciones y volver a contar entre los grandes favoritos. Así de claro lo ve Jenson Button: “Nuestro coche necesita mucho trabajo para ser verdaderamente competitivo. De cara a Malasia el próximo fin de semana, creo que nos esperan por delante unos días duros, pero espero que podamos procesar algunos datos en un esfuerzo por entender el coche algo mejor y extraer un poco más de rendimiento allí”.

En la misma línea se manifestó el director del equipo, Martin Whitmarsh: “Un noveno y un undécimo puesto no constituyen un gran resultado para nuestros altos estándares y, en última instancia, el Gran Premio de Australia 2013 pasará a la historia como decepcionante para todos en McLaren. Nuestro monoplaza, simplemente, no ha sido lo suficientemente rápido aquí pero, indudablemente, nuestros pilotos e ingenieros han hecho lo máximo posible esta tarde y no se puede pedir más. Ahora, la tarea que tenemos por delante es simple pero no fácil: trabajaremos increíblemente duro para conseguir más ritmo en el rendimiento del MP4-28. Nuestros ingenieros son los mejores en este tema y confío en que lo harán”.

El próximo fin de semana en Malasia comprobaremos si el trabajo que van a realizar esta semana en el seno de McLaren ha dado sus frutos, o por lo contrario, les tocará seguir trabajando a contrarreloj para mejorar el MP4-28.