Bolsamania

McLaren Elva, el asombroso descapotable sin parabrisas

Sí, ha leído bien: un coche descapotable sin parabrisas. Este curioso vehículo es el McLaren Elva, el último y flamante nuevo roadster de la marca, creado para homenajear a los clásicos autos deportivos M1A, M1B y M1C de la década de los sesenta. Será una edición limitada a solamente 399 unidades, los cuales se venderán a un precio de cerca de 1,5 millones de euros cada uno.

La “cabina abierta” de este deportivo es un reclamo llamativo, pero tiene truco. Es cierto que no hay cristal ni plástico delante de la cara del conductor, pero sí hay una protección contra el viento. Esto es posible gracias al Sistema Activo de Gestión del Aire (AAMS).

Este innovador sistema recoge aire a través del morro del coche para expulsarlo de forma vertical y a gran velocidad desde el frontal, justo por delante de donde se sientan el piloto y su acompañante. Esto crea una cortina de aire o parabrisas virtual, protegiendo a los ocupantes en una especie de burbuja de aire. “Bubble of calm”, lo llaman en McLaren. Eso sí, el fabricante también ofrecerá una variante opcional del Elva con parabrisas clásico a sus clientes.

La potencia del McLaren Elva proviene de un motor V8 biturbo de 4.0 litros que produce 804 CV y viene asociado a una transmisión automática de doble embrague de siete velocidades. McLaren afirma que el nuevo Elva es capaz de pasar de 0 a 100 km/h) en menos de 3 segundos y de 0 a 200 km/h en sólo 6,7 segundos, por lo que sería más rápido aún que el modelo Senna.

En la parte trasera del McLaren Elva hay un alerón activo ajustable tanto en altura como en ángulo para optimizar el equilibrio aerodinámico y proporcionar la funcionalidad de freno de aire. El difusor trasero, que viene con cercas verticales para guiar el flujo de aire sin reducir la ruta de evacuación de aire, funciona en conjunción con este alerón.

Las primeras entregas a clientes del nuevo McLaren Elva comenzarán a finales de 2020.

Fotos – McLaren