Bolsamania

Los pilotos de Red Bull ya están en Estados Unidos

vettel

Ya comienzan a llegar los diferentes pilotos del Mundial al circuito de las Américas para competir en la penúltima carrera del campeonato, el Gran Premio de Estados Unidos. Allí ya están los corredores de Red Bull. Para la escudería austríaca, esta temporada está siendo realmente fructífera. Sebastian Vettel, que se proclamará campeón mundial por cuarta vez consecutiva, prefirió mantener la concentración de cara a una nueva carrera oficial: “En la carrera del año pasado todos patinamos bastante porque el asfalto todavía era muy nuevo, sobre todo en la zona revirada y complicada hacia el final. De hecho, hubo momentos en los que parecía más una carrera de Rallys que de F1, porque estaba muy deslizante. La sección de detrás de la subida que hay al comienzo es particularmente complicada. El año pasado, me llevó algo de tiempo acostumbrarme y mantener el coche en una posición correcta“.

Pero quizás el protagonista en estas dos últimas pruebas es su compañero de equipo, Mark Webber. El veterano piloto australiano encara la recta final de su trayectoria profesional, al menos en la Fórmula 1. Recordemos que las disputas que mantuvo con Vettel a principio de esta campaña supusieron el preludio de su marcha. “Es un gran mérito de todos los involucrados en la organización del Gran Premio inaugural que todo fuera tan bien el año pasado. Y Austin es una gran ciudad, así que no motivo por el que la F1 no pueda afianzarse en los Estados Unidos con este circuito. Es una pista increíble; ya se veía bien sobre el papel, pero luego superó las expectativas. Es realmente estimulante para pilotar, ya que cuenta con muchas curvas y algunas grandes ondulaciones. Hubo alguna preocupación inicial sobre la longitud del primer sector, porque es largo y tiene muchas curvas consecutivas. Pero creo que está bien; es un reto porque es rápido y has de ser muy preciso porque es muy complicado recuperar el tiempo perdido si cometes un error“, aseveró.

Y es que la dupla para el año que viene de la escudería de la marca de bebidas energéticas será la formada por Sebastian Vettel y Daniel Ricciardo. La llegada del también australiano significó una suerte de sorpresa para todos los expertos del paddock, que no ven en el joven corredor una alternativa real al germano. Da la sensación de que Vettel ha frenado la llegada de cualquier piloto que le pudiera hacer sombra. Veremos si él solo se basta para derrotar a Fernando Alonso y Kimi Räikkönen.