Bolsamania

La venta de vehículos de ocasión aumenta durante la pandemia

Las ventas de vehículos nuevos han caído casi un 40% en febrero acumulando así más de nueve meses en negativo y mostrando el absoluto fracaso del Plan Renove. De los 250 millones de ayudas que había para cambiar de coche, los españoles solicitaron 37,7: solo un 15% del presupuesto total.

La otra cara de la moneda la encontramos en los vehículos de ocasión que pese al bajón global del consumo nacional, han mostrado una tendencia más positiva y esto se debe a tres factores.

Por un lado la incertidumbre económica nos obliga a posponer las compras con grandes desembolsos y generalmente a crédito como son la vivienda y el automóvil, quizás las dos mayores compras que tiene una familia.

Por otro lado tenemos que las empresas de alquiler de coches han tenido un año nefasto y no han podido renovar sus flotas, así que hay menos oferta de coches de ocasión por parte de los mayores vendedores del sector. Esto ha provocado que la compraventa entre particulares se haya disparado.

Y por último y quizás el que tiene más implicaciones a largo plazo nos lo encontramos en el teletrabajo forzado por los confinamientos que para muchas personas ha llegado para quedarse definitivamente con lo que la inversión en un automóvil caro deja de tener sentido ya que su uso pasará de ser algo diario a esporádico los fines de semana con lo que muchos han cambiado su idea comprar un coche nuevo a optar por uno de ocasión. Esto unido a la fobia que muchos han cogido a los espacios cerrados y al transporte público ha incrementado la demanda de este tipo de productos.

El COVID19 nos ha traído muchos cambios estructurales en nuestra vida que nos hace replantearnos prioridades, entre las que se encuentra el lugar del coche en nuestras vidas pasando en muchos casos de algo casi prioritario a residual.

En cuanto al perfil del coche más demandado nos encontramos que los compradores siguen buscando Diésel y con menos de cinco años de antigüedad y en formato compacto y utilitarios, modelos de sobra conocidos por el mercado con una fiabilidad demostrada. Por modelos nos encontramos liderando el ranking del año pasado al Renault Mégane, seguido por el Volkswagen Golf, después el Seat Ibiza, el Seat León y el BMW Serie 3.

Los coches “alternativos” como los híbridos o eléctricos no figuran todavía entre los más vendidos, en parte por falta de demanda pero también por falta de oferta.