Bolsamania

Kobayashi: “En Singapur todo puede pasar”

ko

En Caterham no pierden la esperanza. De hecho, de cara al Gran Premio de Singapur Kamui Kobayashi se ha mostrado confiado: “Siempre me ha gustado el Gran Premio de Singapur porque es una carrera muy bonita y su atmósfera festiva es definitivamente uno de los puntos fuertes de la temporada. La pista es muy técnica, con muchos cambios de dirección, y es un reto para todos los pilotos. Después de terminar por delante de nuestros rivales más directos en Italia, estoy deseando tener otra buena lucha en la pista en Singapur, va a ser interesante ver hasta donde somos capaces de avanzar con las actualizaciones del coche en el Marina Bay Street Circuit, porque en un circuito urbano todo puede pasar y necesitas dar lo máximo para asegurarte de hacerlo lo mejor posible”.

El japonés no suma ningún punto en la clasificación general, al igual que su compañero de equipo, Marcus Ericsson: “Singapur es una de mis ciudades preferidas y no puedo esperar para disputar mi primera carrera de Fórmula 1 allí. Es un circuito que me conozco bastante bien, he terminado en el podio en todas las carreras de GP2 que he disputado allí, así que me trae a la memoria momentos muy buenos. La pista es bacheada y me recuerda mucho a Mónaco, a pesar de que la carrera en Singapur es mucho más física y requiere el doble de energía en cada vuelta en comparación con Monte Carlo. El calor y la humedad también hace que sea un fin de semana duro, pero he estado entrenando duro para asegurarme de que estoy preparado para el resto. Estoy deseando que llegue el fin de semana”.

Por su parte, en Ferrari tienen bastante más prisa por recuperar su mejor nivel. El jefe de la escudería italiana, Marco Mattiacci, ha analizado lo que pasó en Italia: Sigo pensando que tuvimos buen ritmo. El coche confirmó que tuvimos una mejoría, pero sin duda tenemos un déficit en clasificación y, si empiezas más lento en la parrilla, va a ser complicado en un circuito como este si no cuentas con un buen motor y carga aerodinámica. Creo que tuvimos el mismo ritmo que Red Bull y algunos otros, así que podríamos haberlo hecho mejor, pero empezamos desde demasiado atrás como para tener una carrera normal. Para mí, fue importante experimentar la pasión impresionante y el amor que hay alrededor de Ferrari, así como comprender la relevancia de que Ferrari es mucho más que una marca de competición, es una institución, y tenemos la obligación con los fans y todos esos entusiastas. Esto me ha dado mucha motivación para asegurarnos de que esta frustración se termina“.