Bolsamania

Jaguar F-Type V8 – cupé vs. cabrio –

2015-jaguar-f-type-coupe-convertible-top

Ambos coches equipados con un V8 con cinco litros no tienen nada que envidiarse. El cupé trabaja con algo más de potencia por lo que se puede decir que tiene más fuerza y temperamento. Tiene 550 caballos y 685 Newtonmeter, el cabrio cuenta con 495 caballos y 625 Newtonmeter.

Pero en la realidad ningún admirador de éstos coches notará la diferencia. Los dos coches cogen como velocidad punta los 300 km/h. La aceleración de cero a cien la logran en cuatro segundos, el cupé es diez milésimas más rápido (4,2 en vez de 4,3)

La pregunta sería para aquellos que se lo pueden permitir, porqué tener uno si se pueden tener los dos? Con 200.000 euros se conseguiría ambos coches. 106.800 euros por el cupé y 113.800 euros por el cabriolet. Para algunos esto es poco dinero.

No obstante para aquellos que no sean tan ambiciosos quizás si sea bueno decidirse entre una de las dos opciones. El cabriolet solo tiene una ventaja pero para ello es clara y convence a la primera. En tan solo doce segundos se abre la capota de tela y se disfruta de un cielo azul. Por 900 euros se puede obtener una capota “Mid Grey” o “Light Beige” por ejemplo.

Para evitar corrientes de aire se tendría que llevar la protección antiviento por 210 euros. Es transparente y tan solo quita un poco de visión trasera. Lo más incómodo de éste coche es entrar al mismo cuando la capota esta cerrada. Quizás apuesta éste coche por jóvenes personas flexibles y ágiles a los que no les preocupa una minucia de éste tipo.

Ambos coches tienen un largo de 4,47 metros y la capacidad de maletero es de 196 litros para el cabrio y 407 litros para el cupé. La puerta del compartimento de maletero se abre hacia arriba y no como el en predecesor E-Type hacia un lado. En ambos coches la visión hacia atrás es mala y se ve aún más perjudicada por el spoiler que en el cupé sale a los 110 km/h y en el cabrio a los 100 km/h.