Bolsamania

Felipe Massa tomará la salida en Canadá

canadá

Tras un inicio de temporada realmente prometedor, Ferrari tuvo una actuación decepcionante en el Gran Premio de Mónaco. Fernando Alonso sólo pudo ser séptimo y Felipe Massa tuvo un desafortunado accidente. El brasileño había venido realizando buenas carreras, pero en esta ocasión la fortuna no estuvo de su lado. La escudería italiana se ha visto obligada a salir al paso para explicar lo acontecido, lo cual ha hecho por medio de su página web: “Las investigaciones han confirmado la primera impresión de los ingenieros, confirmando que el accidente fue causado por un elemento en la suspensión izquierda del vehículo”. El equipo mecánico del constructor transalpino se encuentra en estos momentos en el punto de mira. Cuando parecía que ya había recortado una distancia considerable con Red Bull, las impresiones vuelven a ser negativas.

Y es que los aficionados ya se habían empezado a hacer ilusiones y ahora tendrán que esperar hasta el Gran Premio de Canadá para saber si este año existen o no posibilidades de arrebatar el trono al gigante austríaco. Conviene recordar que el accidente de Massa fue bastante aparatoso. El piloto brasileño se empotró contra la valla de seguridad después de perder el control de su monoplaza en la curva de Santa Devota. Aunque algunos temieron por su integridad física, desde la ‘Scuderia’ aseguran que podrá estar sin problemas en la próxima prueba. De esta forma, el segundo de a bordo del equipo del ‘Cavallino Rampante’ podrá correr en el circuito de Montreal, en lo que puede ser su regreso a la senda positiva.

Sea como fuere, en Maranello han perdido parte del crédito ganado durante las primeras carreras de la presente temporada. Es complicado estar en la pelea por el título si cada cierto tiempo, se producen abandonos obligados. Esto es algo que también ha sufrido en sus propias carnes Fernando Alonso. De hecho, el asturiano volvió a quejarse el pasado domingo de la lentitud del coche. El estado anímico del ‘Guaje’ es un buen espejo que refleja la verdadera situación de Ferrari. El líder de la escudería italiana no tiene tapujos y es muy sincero cuando habla ante los medios de comunicación. En esta última ocasión se le vio decepcionado y con ese halo de resignación que antaño llevaba a todas partes. No vamos a ponernos fatalistas a estas alturas del campeonato, pero las cosas tienen que cambiar si en Ferrari pretenden que el desenlace de este curso deportivo sea diferente al de los anteriores.