Bolsamania

El Dakar 2016, con sabor a WRC

La edición de 2016 del mítico Rally Dakar se pone en marcha con un sabor muy diferente, el sabor del WRC. Y es que nunca antes tantos expilotos del Campeonato Mundial de Rallies (algunos de ellos rutilantes estrellas) habían participado en el raid más duro del planeta.

Los datos no engañan: El abanderado de este desembarco del WRC en la 38ª edición del Dakar es sin duda Sebastien Loeb, el nueve veces campeón del mundo de rallies, pero no el único. También correrán este año Mikko Hirvonen, Martin Prokop y, para poner un toque español en esta lista, el catalán Xevi Pons. Y nada de esto es casual: nos guste o no, el Dakar cada vez tiene menos de aventura y más de ciencia, donde los pilotos experimentados y el apoyo de la tecnología tienen la carta ganadora.

Dos escuelas de pilotos enfrentadas

Así que es muy posible que en este Dakar 2016 podamos asistir a la confrontación entre dos maneras de entender esta prueba: la clásica y la nueva. Representado a la “escuela antigua” están los grandes nombres del Dakar y pese a todo grandes favoritos. Entre ellos figuran Carlos Sainz, Stéphane Peterhansel, Nani Roma o Nasser Al-Attiyah, expertos en navegación y conducción en arena, con un montón de recursos en la manga.

Probablemente la clave para resolver este enigma sea Carlos Sainz, ya que en su día realizó el tránsito desde el WRC al Dakar. Su debut, allá por el año 2006, fue más que meritorio, con cuatro victorias de etapa, pero el camino no iba a ser tan fácil como se esperaba. Como todo el mundo sabe, el piloto madrileño ha conocido a lo largo de estos años la gloria y la miseria en esta prueba tan exigente.

Otra de las claves será el recorrido de esta edición, que al menos en la primera semana favorece a priori a los pilotos del WRC. ¿Será eso tan determinante? Puede que no tanto, ya que aunque algunos debutantes como Hirvonen han tenido la precaución de hacerse con un copiloto bregado en el Dakar (en su caso el excompañero de Roma, Michel Perin), otros como Loeb lo hacen con un copiloto tan novato en estas lides como él mismo. La incertidumbre y la emoción están servidas. ¿Cuál es tu apuesta?

Fotos – Dakar.com