Bolsamania

Ecomatrícula, la matrícula ecológica para nuestro vehículo

ecomatriculas
Si bien es cierto que la tendencia actual es la de producir coches más ecológicos, no sólo desde el punto de vista del combustible, no hay que olvidarse que también se está trabajando en otras piezas del vehículo. Una de ellas es la propia placa de la matrícula del vehículo, que actualmente se está viendo reemplazada por las denominadas ecomatrículas o ecoplacas que destacan por estar fabricadas en policarbonato,

Hay que recordar que las actuales matrículas presentan varios defectos que nos pueden impedir, incluso, que el vehículo pase la ITV. Los efectos del sol le afectan notablemente así como cualquier tipo de golpes, que puede acabar deformándola y, por tanto, impidiendo que se vea correctamente alguna parte de la misma. Todo esto sin tener en cuenta, por supuesto, el aspecto estético y la aparición de manchas oscuras en la matrícula.

Así, ha surgido un Certificado Equivalencia de Homologación para un tipo de matrículas acrílicas totalmente legales siempre y cuando en éstas aparezca una referencia situada en el lateral de la placa, así como el certificado de homologación que certifique la conformidad del Ministerio de Industria con dicha placa.

¿Qué tienen de especial estas matrículas acrílicas? Tiene un tratamiento resistente a la acción de los rayos ultravioleta del sol así como una mayor flexiblidad, lo que las salvaguarda de posibles golpes que sufran, otro de los motivos por los que se acaban deteriorando. Eso sí, en ningún caso en nuestra placa de matrícula debe de aparecer ningún tipo de publicidad ya que se prohibió en el capítulo VII del Real Decreto 2822/1998 de 23 de diciembre: “Queda prohibido que en las placas de matrícula se coloquen, inscriban o pinten adornos, signos u otros caracteres distintos de los señalados en el anexo XVIII, incluida la publicidad en el interior de las mismas“.

Debemos de tener en cuenta que estas placas de matrícula están pensadas para tener una durabilidad mayor que la matrícula tradicional, pero tienen un coste mayor. Por eso mismo, no tiene mucho sentido que cambiemos una placa de matrícula “sana” por una matrícula acrílica, puesto que no sólo repercute en nuestro bolsillo sino que tampoco tiene sentido desde el punto de vista ecológico.

Fuente: Globedia