Bolsamania

Dani Sordo: “Debemos tomar el relevo”

danisordo

Dani Sordo tiene una de las oportunidades más importantes de su carrera en el Rally de México. La ausencia de Sebastian Loeb (esta no es una de las carreras que disputará el histórico piloto) hace que la responsabilidad del español sea mayor. Su inicio de temporada no ha sido el esperado y ahora puede devolver a Citroën la confianza depositada en él. “Me gusta la prueba, sobre todo la segunda pasada por los tramos, ya que hay mayor agarre. Eso significa que la especial de calificación y la elección de las posiciones de salida del primer día serán muy importantes”, observa en una entrevista concedida al diario ‘As’.

El cántabro está realmente radiante tras fichar de nuevo por el equipo francés. Sus palabras evidencian que no lo pasó demasiado bien en su particular exilio: “Fue fantástico poder formar parte de la familia Citroën de nuevo. En realidad es como si no me hubiera ido nunca”. Las dos primeras pruebas del Mundial han servido para que Sordo se acople al coche. Se puede decir que los dos rallys eran experimentales, pero que con el hueco dejado por Loeb, su papel y el de su compañero, Mikko Hirvonen serán clave. “El rally de Montecarlo fue bien y terminamos en el podio. Las cosas se complicaron en Suecia y no pude acabar el rally, pero incluso así aprendí mucho. Mi conocimiento del DS3 mejora cada día”, subraya.

La carrera de Dani ha sido dilatada y todavía no ha conseguido la victoria en ningún rally. Algunos pueden pensar que se le está pasando el arroz. Las ansias de triunfo se empiezan a notar ya en las declaraciones del cántabro. “Desde 2003 he disputado cien rallys y todavía no he ganado ninguno. Tengo que hacerlo. Aunque no quiero obsesionarme con ello, es mi objetivo para esta temporada. Para conseguirlo tengo que trabajar sin descanso y así mejorar”. Sin duda, se trataría de un premio merecido, por el tesón y el esfuerzo que el corredor de la marca gala ha demostrado tener durante todos estos años. Pero no nos engañemos: es muy difícil hacer olvidar a Loeb y el español lo sabe. “Espero que el equipo no se pase el fin de semana llorando. Desde luego que será extraño pero sé que la gente aquí es muy profesional y que estarán centrados. Este cambio nos da una mayor responsabilidad y tendremos que tomar el relevo”, asegura con rotundidad.