Bolsamania

Bentley Continental GT, un monstruo sobre el hielo

Acaba de finalizar el GP Ice Race en la localidad austriaca de Zell am See. Se trata de la famosa carrera “sobre hielo” que se celebra cada año en el Tirol. Esta vez la prueba ha contado con un ilustre visitante: un Bentley Continental GT con motor W12 modificado y una librea inspirada en el Pikes Peak de 2019. Una auténtica gozada para los amantes de las pruebas automovilísticas extrema.

La potencia de este “monstruo” sobre el hielo tirolés proviene de la unidad doble turbo W12 de 6.0 litros, que entrega 626 CV de potencia. En condiciones normales (esto es, superficie seca y sin hielo), puede acelerar de 0 a 100 km/h en 3,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 207 km/h.

El agarre quedó en manos de los neumáticos con triple cámara de aire Conti GT, el sistema de control antivuelco activo de 48V y los frenos de hierro. Al volante, la piloto junior del Campeonato Mundial de Rally, Catie Munnings, que era la primera mujer piloto de la era moderna en competir  para Bentley Motorsport.

“La oportunidad de competir con Bentley en Zell am See es una de esas que no podía dejar pasar”, dijo Munnings, “Al principio pensé que la conducción sería pesada  pesada, pero me sorprendió lo dinámico, ágil y receptivo que es este coche”.

El fabricante estadounidense asegura que a la hora de diseñar este Bentley Continental GT se mantuvo lo más cerca posible del estándar de producción. La mayoría de los cambios realizados fueron implementados para garantizar el cumplimiento de las normas de seguridad: jaula antivuelco trasera, sistema de extinción de incendios a bordo, asientos de carreras,  arneses, etc.

Aún así, otras modificaciones son por ejemplo las extensiones de arco para el aumento de 15 mmen el ancho de la pista, los neumáticos Pirelli Scorpion tachonados, los faros Lazer de alto rendimiento, un sistema de escape Akrapovic personalizado y un portaequipajes para los esquís Bentley Centenary Edition.

Fotos – Bentley