Bolsamania

Alonso, realista: “Ellos siguen por delante”

U202409

Cada vez que Fernando Alonso se pone detrás de un micrófono el ‘Gran Circo’ se paraliza. El asturiano, antaño parco en palabras y más bien retraído, ahora habla sin tapujos cada vez que tiene ocasión. Después del segundo día de probaturas en Montmeló se esperaban con impaciencia las declaraciones del líder de Ferrari y lo cierto es que no ha dejado indiferente a nadie. No ha dicho nada que no sepamos, pero siempre es mejor cuando lo confirma el propio protagonista. “Soy optimista y creo que hemos reducido esa distancia, aunque seguramente ellos sigan por delante. El año pasado pensábamos no estar en la Q3 en Australia y creo que ahora hemos reducido esa distancia”, explicó ante los diferentes medios de comunicación que se agolpaban en la zona de prensa.

A menos de 15 días para que dé comienzo el Mundial en Australia, uno de los mayores quebraderos de cabeza de los pilotos es el rendimiento que darán los neumáticos. De esto también habló el bicampeón del mundo: “Hoy estoy contento en ese sentido porque he podido probar en multitud de condiciones, con agua, con seco, intermedios y todo ha ido bien”. No hay que olvidar que los resultados no han sido los esperados en esta jornada de viernes, ya que el ovetense terminó en la última posición. No obstante, el emblema del equipo del ‘Cavallino Rampante’ no se mostró preocupado al respecto y arguyó que había sido un día de pruebas y experimentos. Digamos que esta vez ha sido Ferrari el que ha optado por no competir.

Sea como fuere, la realidad es que sigue flotando en la atmósfera ese clima de optimismo con respecto a la escudería transalpina. Muchas de las voces autorizadas del paddock han afirmado que estamos ante el año en el que Red Bull perderá su cetro mundial. Sin embargo, Fernando Alonso se decantó por la prudencia. “Hay una expectativa desmesurada con las mejoras que ponemos, quizá sea culpa nuestra, pero al salir del box siempre hay muchos fotógrafos esperando y eso no pasa con otras escuderías”, reconoció. En resumen, eso es lo que ofreció el asturiano: una dosis de buenas sensaciones mezclada con cautela. Si todo va según lo previsto, el final de la temporada puede ser trascendental. No importa tanto que el gigante austriaco empiece dominando el cotarro, siempre que Ferrari consiga comerle terreno de forma progresiva. Si existe un año en el que eso puede suceder, parece que se trata de este.