Bolsamania

3008DKR Maxi, la nueva arma de Peugeot para seguir reinando en el Dakar

De la mano de Stéphane Peterhansel, al que más que un piloto habría que considerar una leyenda viva, Peugeot consiguió recuperar su posición de marca hegemónica en el Rally Dakar, condición que había perdido a principios de los años 90. En 2016 se alzó con la victoria con el 2008DKR, en 2017 revalidó el título con el 3008DKR. Ahora, ya pensando en el año que viene, presenta el Peugeot 3008DKR Maxi, un arma poderosa para encadenar el tercer triunfo seguido en el raid más duro del planeta.

Se trata del coche que pilotará Carlos Sáinz dentro de seis meses por las polvorientas carreteras, pistas y caminos perdidos de Sudamérica, un coche basado en el modelo de serie del fabricante francés, el SUV 3008, premiado como “coche del año 2017”.

¿Qué cambios aporta el 3008DKR Maxi con respecto a la versión anterior? En primer lugar, hay que reseñar la anchura del coche, ligeramente mayor (alcanza los 2,40 metros), una ligera modificación obligada por las nuevas suspensiones.

Con esta anchura mayor el coche gana en estabilidad sin perjudicar la aerodinámica. La evolución natural de la línea del 3008DKR se refleja sobre todo en el aspecto estético: pasos de rueda más anchos, los faros traseros con el aspecto de “garra”, mayor distancia entre ejes…

En cuanto al motor, el Peugeot 3008DKR Maxi llevará un 3.0 litros de doble turbo V6 en posición central, con 340 CV de potencia. Antes del Dakar 2018, el coche tendrá que superar un exigente test en el próximo Rally Ruta de la Seda (Silk Way Rally), que se disputará en Rusia y China. Serán el nueve veces campeón mundial de rallies Sebastien Loeb y el trece veces campeón del Dakar Stéphane Peterhansel quienes pongan a prueba esta nueva máquina predestinada, salvo sorpresa mayúscula, a reinar en el próximo Dakar.

Fotos – Peugeot