Los fondos más conservadores arrasan entre los españoles por su miedo a la crisis

Los monetarios ya llevan más de 1.000 millones en captaciones y la renta fija copa las suscripciones

  • Los fondos de retorno absoluto tienen casi 1.150 millones de reembolsos y los de bolsa también pierden
cbmiedo short1
Miedo en las bolsas y entre los inversores

Ni el entorno de tipos al 0%, prolongado por el BCE como mínimo a 2020, ni las pérdidas acumuladas durante los últimos 12 meses tras un nefasto 2018 para los mercados han frenado el gran interés de los inversores españoles por los fondos más conservadores, que también retroceden en rendimiento. Al revés, se ha acrecentado aún más si cabe por su miedo a la crisis. Las cifras lo demuestran. Los monetarios ya llevan más de 1.000 millones de euros en suscripciones netas en lo que llevamos de año y, de las diez categorías más vendidas en 2019, seis de ellas tienen que ver completa o parcialmente con la renta fija.

Con más de 200 millones de captaciones hasta marzo están, según Inverco, los fondos mixtos de renta fija internacional, que se aproximan a los 590 millones, así como los de bonos europeos a corto y a largo plazo, los garantizados fijos y los de rentabilidad objetivo (sin garantizar).

En 2019, todos estos tipos de fondos se mueven en una horquilla de rendimiento que oscila entre el 3,02% y el 0,05%. El rango alto lo marcan los fondos mixtos de bonos internacionales y el bajo, los monetarios. Están en positivo en el año, al igual que la práctica totalidad de los fondos españoles, cuya rentabilidad media ponderada asciende en conjunto al 3,85%. Sin embargo, su herencia en los últimos 12 meses deja un rastro rojo de pérdidas o una tendencia hacia el 0%.

De forma anualizada a un año, estos fondos se mueven entre el 0,68% (los rentabilidad objetivo, y teniendo en cuenta que, entre sus subyacentes, también hay acciones o derivados sobre índices bursátiles) y el -0,70% (los renta fija euro de corto plazo).

A falta de menos de tres semanas para las elecciones generales del próximo 28 de abril, los grandes partidos políticos en liza (PSOE, PP, Ciudadanos, Podemos y VOX) apenas han hablado de economía y finanzas. Sin embargo, los datos macro apuntan hacia una desaceleración del crecimiento y el consenso de las firmas de inversión prevé que la próxima recesión mundial -con origen en Estados Unidos- podría llegar entre finales de 2020 y principios de 2021. Y parece que los inversores están comprando el mensaje de estas segundas, a tenor de los flujos comerciales en los fondos.

NO AL RETORNO ABSOLUTO Y LA BOLSA

Por ahora, los fondos más castigados son los de retorno absoluto, con casi 1.150 millones de reembolsos netos en el ejercicio. Pero también están sufriendo los de bolsa europea (aquellos que son más variopintos, como los temáticos o los emergentes dentro del viejo continente), los de renta fija mixta euro y los de bolsa española, con salidas entre los 915 millones y los 330 millones hasta marzo.

Los inversores no olvidarán así como así el batacazo de las bolsas en 2018, y estos fondos están muy ligados a los parqués. Pero tampoco han podido aprovechar el rally de principios de año, ya que estas categorías suben entre un 2,25% (retorno absoluto) y un 10,02% (renta variable euro resto) hasta marzo y se revalorizan tres veces más en comparación con los fondos conservadores más vendidos. Es el coste de oportunidad de no comprar cuando hay grandes correcciones en el mercado.