El fondo de bolsa española que más sube es americano y se gestiona desde Brasil

Es el Fidelity Iberia, cogestionado por Fabio Riccelli y Karoline Rosenberg

  • Su rentabilidad en 2019 dobla a la del Ibex 35: un 12,6% frente a un 6,3%
bolsa-madrid-ibex-35 20190805080410
Un inversor en la Bolsa de MadridReuters

No es Paramés, no se gestiona desde Madrid o Barcelona ni tampoco es un superventas. Aunque llegó a serlo en su anterior etapa. El fondo de bolsa española que más sube este año es americano y se gestiona desde Brasil. Es el Fidelity Iberia.

El Fidelity Iberia suma una rentabilidad del 12,6% en lo que va de año (en su clase Y-Acc-EUR) y aventaja en 20 puntos básicos al segundo del ranking, el CaixaBank Bolsa Gestión España (Cartera). Este fondo de Fidelity, una de las gestoras más grandes del mundo y de origen estadounidense, está bajo el mando del brasileño Fabio Riccelli desde el 2014, cuando cogió el testigo del portugués Firmino Morgado.

Fue en el otoño del ‘boom’ de la gestión independiente en España. Francisco García Paramés (Cobas) prendió la mecha al abandonar Bestinver, decisión que también tomaron Álvaro Guzmán de Lázaro y Fernando Bernad (Azvalor). Iván Martín (Magallanes) hizo lo propio en Santander y Morgado también se puso por su cuenta. Dejó Fidelity para, más tarde, fundar W4i de la mano de Renta 4, un proyecto que nunca terminó de arrancar. Hoy está en Man GLG.

Ya han pasado cinco años desde el cambio de gestores. En este tiempo, el renovado Fidelity Iberia de Riccelli -valorado con cinco estrellas Morningstar y con 450 millones de euros en activos bajo gestión- se ha mantenido en el pelotón de los fondos de acciones ibéricas. A cierre de julio, su rentabilidad anualizada en el último lustro era del 3,6% (en su clase A-Acc-EUR, la más general), frente a un 0,2% de su índice, una composición al 80% del MSCI Spain y al 20% del MSCI Portugal. No ha sido hasta el 2019 cuando ha vuelto a ser cabeza de carrera. Precisamente, a comienzos de 2018 se incorporó como cogestora Karoline Rosenberg.

Riccelli se unió a Fidelity en 1998 y Rosenberg, en 2007. También gestionan otras estrategias de la casa americana. El brasileño reside en São Paulo, aunque viaja constantemente por España y Europa para conocer de primera mano las empresas en las que quiere invertir el fondo, domiciliado en Luxemburgo y no en España.

EL DOBLE QUE EL IBEX 35

Según la última ficha del fondo, sus principales posiciones son Grifols, Inditex, Amadeus e Iberdrola, sobre las que Riccelli y Rosenberg tienen una alta convicción, ya que su peso en cartera, entre el 9,8% y el 9,4%, más que dobla al de la quinta inversión, Ferrovial con un 4,5%.

En su top10 de inversiones favoritas en julio, también estaban Santander, Vidrala, Catalana Occidente y CaixaBank, así como Airbus, aunque ésta cotiza en Francia.

El Fidelity Iberia sube el doble que el Ibex 35 en lo que va de año, que se revaloriza un 6,3%. En su categoría, la de fondos de bolsa española, le pisan los talones -además del fondo de CaixaBank- el Eurovalor Bolsa Española, el Eurovalor Bolsa, el CaixaBank Bolsa España 150 y el DWS Acciones Españolas, todos ellos por encima del 10% y pertenecientes a la gran banca.