Los dos mayores bajistas de Indra se frotan las manos con el lío de la presidencia

El mercado especula con una ampliación de capital para compra ITP Aero

ep archivo   sede de la compania de tecnologia y consultoria indra en alcobendas madrid
Sede de la compañía de tecnología y consultoría IndraEduardo Parra - Europa Press - Archivo

INDRA SISTEMAS BR-A

7,805

17:38 14/06/21
1,96%
0,15

Los dos mayores fondos bajistas que mantienen posiciones cortas sobre Indra se están frotando las manos con el lío que se ha montado en la compañía tecnológica. El Gobierno ha forzado la marcha de Fernando Abril-Martorell y ha promovido como presidente no ejecutivo a Marc Murtra, un movimiento que ha dejado descolocado al mercado y ha sido aprovechado por los especuladores para hundir el valor.

Desde que se anunció el cese de Abril-Martorell, Indra ha perdido en bolsa más de un 13%. Y los bajistas han hecho su particular agosto. En particular Inmersion Capital, que controla un corto sobre el 1,8% del capital, seguido de Fosse Capital Partners, cuya posición bajista alcanza el 0,8% del capital.

Según fuentes del mercado, la salida de Martorell se ha debido a su oposición a participar en la compra del fabricante vasco de motores para la aviación ITP Aero, que ha puesto a la venta el grupo británico Rolls-Royce. El Gobierno exige que los fondos de inversión interesados en la transacción incorporen a un grupo industrial español para autorizar la venta.

Y aquí es donde el Gobierno exigió a Martorell que Indra participase, y su negativa provocó su cese fulminante, con una indemnización mediante de 6 millones de euros.

"La acción acumula una caída del -14% en las dos últimas semanas por las incertidumbres que han aparecido tras la sorpresiva decisión de cambiar al presidente ejecutivo y por las dudas que aparecen sobre la posibilidad de comprar ITP Aero, para lo que se necesitaría llevar a cabo una ampliación de capital", explican los analistas de Banco Sabadell.

Según sus cálculos, ITP Aero está valorada en unos 1.500 millones de euros, una cifra muy importante teniendo en cuenta que Indra vale en bolsa unos 1.200 millones de euros. En su opinión, "hasta que la compañía no se manifieste acerca de esta posibilidad, la acción seguirá deprimida".

Además, consideran que ITP es un activo "con limitado encaje y sinergias" para Indra, lo que aumenta el riesgo de que el mercado siga castigando al valor. Esto, a su vez, será aprovechado por los fondos especuladores para amplificar las pérdidas en bolsa.

En este escenario, está por ver si finalmente Indra participará en esta operación, aunque sea de manera minoritaria. El papel que asuma el nuevo presidente ejecutivo, Marc Murtra, será determinante para recuperar la confianza del mercado.

El Consejo de Administración de Indra ha delegado las funciones ejecutivas en Ignacio Mataix y Cristina Ruiz, responsables respectivamente de las divisiones de Transporte y Defensa y Minsait, que han sido nombrados consejeros delegados.

Entre todos ellos, deberán convencer a los inversores que la salida de Abril-Martorell no ha sido una injerencia del Gobierno para forzar su participación en la compra de ITP Aero.

Noticias Relacionadas
contador