ING incorporará a 150 asesores de inversión para vender sus nuevas carteras de fondos pasivos

Ha fichado a Francisco Quintana como director de Estrategia de Inversión

  • Próximamente, Inversión Naranja+ tendrá réplica en formato plan de pensiones
cesar gonzalez bueno ing
César González-Bueno, consejero delegado de ING España y Portugal

ING España da un paso al frente en el mundo del asesoramiento financiero y la gestión pasiva. El banco de origen holandés incorporará antes de finales de junio a 150 asesores de inversión para vender sus nuevas carteras de fondos pasivos (Inversión Naranja+), consistentes en siete fondos perfilados por nivel de riesgo cuyo lanzamiento adelantó Bolsamanía el pasado verano. Además, ha fichado a Francisco Quintana como director de Estrategia de Inversión.

El banco dirigido por César González-Bueno, su consejero delegado para España y Portugal, ha estado trabajando dos años en esta nueva solución de inversión a través de un programa piloto y un grupo de trabajo compuesto por seis asesores de inversión internos. Para su puesta de largo, ya ha incorporado a 100 asesores, la gran mayoría de fuera y procedente de la competencia -del segmento de banca personal- y también de bancos privados. Pero aún le queda por cerrar la incorporación de otros 50 asesores antes del verano.

Al frente de Inversión Naranja+ están Jan Van Sande, director de Ahorro e Inversión desde hace nueve meses, y el propio Quintana, aterrizado en el banco naranja hace solo un mes y anteriormente director de Estrategia y economista senior en Foresight Advisors, así como director de Análisis Económico de Asiya Investments/Kuwait China Investment Company.

Estas carteras cuentan ya con 100 millones de euros en activos bajo gestión, un patrimonio cuya distribución está “bastante equilibrada” entre los siete perfiles, y los asesores han tratado ya con unos 5.700 clientes del banco. El 50% ha decidido invertir y, de ellos, el 20% no había invertido antes. Próximamente, este nuevo servicio de ING España tendrá su réplica en planes de pensiones, anticipa Van Sande.

El coste total de Inversión Naranja+ es del 0,99% anual, “menos de la mitad de la media de los fondos disponibles en el mercado español”, recuerdan sus promotores. Dentro de los fondos perfilados que lo componen, pueden encontrarse ETF y fondos indexados de gestoras internacionales de primera fila como BlackRock, Vanguard, Amundi o JPMorgan, entre otras. Cuanto menos riesgo asume la cartera en cuestión, más renta fija tiene, y viceversa, a más riesgo, más renta variable. Incluso, los dos perfiles más arriesgados incluyen oro.

La entidad se ha decantado por la gestión pasiva a la hora de entrar en el mercado con este servicio porque “nadie es capaz de batir al mercado y a los índices a largo plazo”. Según Quintana, “los inversores no tenemos el punto necesario para tomar las decisiones racionales de inversión”.

LO MEJOR DE LA BANCA PRIVADA Y LOS ROBOADVISORS

González-Bueno defiende el modelo seguido por ING España en el diseño de este nuevo servicio, a caballo entre la banca privada tradicional y los roboadvisors. Según las necesidades de cada cliente, el servicio de asesoramiento estará disponible a través del canal digital, donde se le realizará el test de idoneidad, o a través de un manager personal que estará a su disposición por videoconferencia.

“Queremos democratizar el mundo de la inversión, y ni la banca privada ni los roboadvisors lo hacen. Desde el punto de vista del cliente”, explica el consejero delegado, “la banca privada necesita grandes patrimonios para invertir y los roboadvisors, altos conocimientos de inversión”. ING España ha establecido que Inversión Naranja+ no tenga un mínimo de entrada y que esté abierto también a clientes de otros bancos.