Diaphanum: "El bono alemán debería pagar un 3%, pero ni siquiera le vemos en el 1% este año"

La banca privada independiente está polarizando sus carteras: liquidez o bolsa

  • Entre medias, la única apuesta son algunos activos alternativos de baja volatilidad y retorno absoluto
miguel angel diaphanum
Miguel Ángel García, director de Inversiones de Diaphanum

Los asesores tienen que romperse la cabeza cada vez más para invertir los ahorros de sus clientes. El bajo entorno de tipos en Europa y la vuelta de la volatilidad a los mercados, que les arrastró con fuertes caídas en 2018, dificulta el contexto con el que tienen que trabajar los expertos. Casas como Diaphanum están polarizando sus carteras: liquidez o bolsa. Entre medias, apenas hay valor, si acaso en algunos activos alternativos. Para ejemplo en renta fija, el bono alemán: “Debería pagar un 3%, pero ni siquiera le vemos en el 1% este año”.

En su perfil equilibrado, Diaphanum propone a sus clientes que tengan un 17,5% en activos monetarios y un 49,5% en renta variable. En total, dos tercios de la cartera concentrados en el todo (la bolsa, el riesgo) o nada (la liquidez). “La tesorería es un puerto seguro ante las perspectivas de la renta fija, el mejor medio para controlar la volatilidad, preservar el valor de la cartera y tener un remanente para esperar la llegada de oportunidades de compra”, señala Miguel Ángel García, director de Inversiones y socio de la firma.

La entidad presidida por Rafael Gascó prevé que la economía global reduzca su crecimiento en 2019, pero no detecta un final de ciclo ni una recesión a la vuelta de la esquina. Sobre la eurozona cree que su crecimiento económico se está viendo especialmente lastrado por la guerra comercial y los problemas políticos internos. “Italia y España serán los que más rebajen su crecimiento por la inestabilidad política, en Francia el efecto de los chalecos amarillos será coyuntural y Alemania será la economía más afectada por la guerra comercial”, según García.

Si el Gobierno de Pedro Sánchez adelanta las elecciones, sería un revulsivo para la bolsa española

El crecimiento mundial se concentrará en el eje China-India-Indonesia. En opinión de Diaphanum, “las economías emergentes se encuentran en una situación mucho mejor que en anteriores desaceleraciones”. De Brasil destaca que Bolsonaro y el nuevo gobierno son favorables a los negocios, y de México que, aun con dudas sobre posibles políticas populistas de López Obrador, juega a su favor la pujanza de Estados Unidos. Sin embargo, sí les preocupan más Turquía y Argentina, aunque las considera “excepciones localizadas y sin un tamaño demasiado grande”.

ALTERNATIVOS, LA OPCIÓN B A LA RENTA FIJA

En general, la sociedad de valores apuesta por la bolsa en Estados Unidos y los emergentes, en detrimento de Europa y Japón, y tiene una visión positiva sobre los sectores de consumo no cíclico, la tecnología y, de forma especulativa o táctica, el sector financiero, sobre todo los bancos.

En España, García asegura que “si vienen mal dadas, el Ibex lo hará peor que Wall Street y los índices”. El experto considera que “si el Gobierno de Pedro Sánchez adelanta las elecciones, sería un revulsivo para la bolsa española”.

Mientras, la renta fija en este contexto apenas presenta oportunidades. Como recuerda el director de Inversiones, hay una regla en el sector financiero que dice que el bono a diez años debe dar una TIR que sea la suma del crecimiento del PIB del país en cuestión y la inflación. Por eso, “el bono alemán debería pagar un 3% en teoría, como poco un 1,5% hoy día, pero ni siquiera le vemos en el 1% este año”.

La opción B a la renta fija son los activos alternativos, en especial los fondos de baja volatilidad. Diaphanum busca en este nicho productos con volatilidades entre el 2% y el 5% anual, aunque sus rentabilidades también estén en ese mismo rango, entre el 2% y el 5%. Igualmente, sigue apostando por algunos fondos de retorno absoluto, aunque después del verano de 2018 hizo una limpia en esta categoría, porque tenía fondos en cartera que le daban más volatilidad y mayores pérdidas de lo esperado, cuando deberían haber hecho lo contrario.

Los fondos de retorno absoluto han sido una absoluta decepción en 2018. Casi ninguno ha capeado las pérdidas y ha terminado en verde. No obstante, confía García, una buena selección de retorno absoluto sí amortigua las caídas: “Es cierto que no han conseguido acabar en positivo, pero sí muchos de ellos estar en el entorno del -1%”.

ADVERTENCIA A CARMIGNAC Y M&G

De la estrategia que diseñó la firma en 2018 y que ahora actualiza para 2019, su responsable de inversión considera que tienen que mejorar fondos superventas en España como son el Carmignac Sécurité o el M&G Optimal Income, centrados en la renta fija y destinados a los inversores más conservadores. El fondo de Carmignac ha salido de sus carteras tras dos años en revisión, ya que en 2017 cerró con un 0% y en 2018, con un -3%.

Respecto al fondo de M&G, “le estamos dando un margen”, afirma. Su hipótesis es que, “si no hay un año nefasto para los bonos corporativos, lo hará bien”. “El gestor es muy bueno y se puede confiar en él dada su trayectoria histórica”, asevera Diaphanum sobre Richard Woolnough.