Publicidad
Publicidad

Los claroscuros del Plan Prepara

trabajo

Sin duda una de las peores situaciones que el actual panorama del mercado laboral nos está trayendo es el de familias completas en las que todas las personas  en edad laboral se encuentran en paro, buscando trabajo y a quienes se les acaban las prestaciones por desempleo establecidas por la ley.

Estas situaciones, verdaderamente dramáticas, y que por desgracia se están reproduciendo con relativa frecuencia, son parte de las que en teoría se buscan paliar con programas como el Plan Prepara para el Empleo, un plan que, sabemos, se ha visto envuelto en controversias políticas y sociales y que aportar ciertamente claroscuros, por lo que vamos a tratar de revisarlo en este artículo.

Según  el gobierno actual la modificación de este sistema busca convertirlo en más equitativo y justo que las opciones vigentes hasta ahora, para ello, las personas que deseen acogerse a esta opción, además de estar inscritos como demandantes de empleo, deben carecer de rentas de cualquier tipo superiores en un computo mensual al 75% del salario mínimo interprofesional, excluyendo las partes proporcionales correspondientes a dos pagas extraordinarias, por otro lado, los solicitantes de esta ayuda tampoco podrán verse beneficiados por ningún otro tipo de ayuda concedida por administración alguna.

En el apartado de importes existen varias modificaciones significativas, por un lado la ayuda se ampliará a los 450 euros en el caso de que los solicitantes tengan a su cargo a dos miembros de la unidad familiar además de a su cónyuge o pareja de hecho, para cualquier otro tipo de desempleados, dentro de los parámetros citados, la ayuda será de 400 euros mensuales para un máximo de seis meses de duración.

Debemos tener en cuenta que los actuales beneficiados por estas ayudas no serán objeto en las mismas de modificación alguna ya que esta se dará exclusivamente sobre los nuevos casos de solicitud de la misma.

trabajo

Es, curiosamente en el apartado de resultados de un plan al que se le supone de acompañamiento al regreso al mercado laboral, donde realmente, hasta ahora, los resultados no están aportando grandes alegrías, ya que, según los datos que aportaba el propio gobierno una cifra cercana al 70% de las personas que habían percibido esta ayuda no habían logrado la citada reincorporación al mercado laboral, lo que ha convertido de hecho, está ayuda en una mera transición entre el agotamiento de la prestación por desempleo y la falta total del ingresos para el usuario.

Y es precisamente en ese carácter de ayuda complementaria que, no se extiende en resultados más allá de este hecho de pequeña prestación económica, donde surgen las principales dudas y controversias de un plan que, lejos de poner el acento en las herramientas de formación y reconversión de perfiles laborales, ha centrado los debates en discursos relativos a los importes, centrando dicha atención en elementos que, a medio plazo, resultan tan banales para el desempleado como una diferencia de 50 euros mensuales en una prestación que no se extiende más allá de los seis meses.

Quedan desde luego por ver las acciones complementarias de este Plan Prepara en la orientación y preparación de los desempleados hacia nuevas opciones laborales, le seguiremos sin duda la pista los próximos meses.

4tcGef7Xt20

Imagen 1: fotolibre.org Creative Commons

Imagen 2: fotopedia.com Creative Commons

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *