Los Impuestos Especiales en España - Declaracion de la Renta

Los Impuestos Especiales en España

| 05/12/2016 | 0 Comentarios

Gasolina, alcohol, tabaco, electricidad… Todos estos productos tienen algo en común. Forman los impuestos especiales en España y están gravados con un tributo adicional además del IVA. Te descubrimos cómo funciona y a cuánto asciende en cada caso.

El entramado fiscal español está compuesto por diferentes tipos de impuestos. Al margen de la clasificación entre impuestos directos e indirectos, también podemos habar de tributos que se aplican de forma general sobre todo tipo de productos o servicios y los llamados impuestos especiales. Los más conocidos son los que se aplican sobre las bebidas alcohólicas o sobre la gasolina, pero no son los únicos.

impuestos especiales en españa

En España y en el resto de la Unión Europea (UE) existen una serie de tributos denominados impuestos especiales que, como su propio nombre indica, tienen un carácter diferente al resto de impuestos. Su particularidad estriba en que se refieren a consumos concretos y diferenciados. La propia UE establece algunos de estos impuestos que se aplicarán de forma general en el conjunto de la UE y a los que después habrá que sumar los propios de cada país.

En España la Ley 38/1992, de 28 de diciembre, es la encargada de regular este tipo de tributos, que también están sujetos al reglamento de Impuestos Especiales según lo dispuesto por el Real Decreto 1165/1995, de 7 de julio.

La Ley general y el reglamento de Impuestos Especiales sirven para crear un marco común en todo el país, aunque después las comunidades autónomas tienen potestad para adaptar algunos tributos, como el de la gasolina, a sus particularidades regionales. Por eso no cuesta lo mismo llenar el depósito en toda la Península.

Por qué existen los impuestos especiales

El concepto de Impuestos Especiales no es nuevo y se viene aplicando desde hace mucho tiempo. Lo que sí ha ido cambiando con el tiempo son los  productos a los que afecta y que suelen estar determinados por la escasez o abundancia del bien o por los intereses en moderar su consumo.

En este sentido, los impuestos especiales son impuestos indirectos, ya que se aplican sobre la manifestación de la riqueza al consumir, como hace el IVA. También son lineales a la cantidad consumida, de forma que cuanto más se consume, más se paga.

Desde un punto de vista práctico, cumplen en primer lugar la función de aumentar la recaudación para las arcas del Estado y en segundo lugar, regulan vía tributos el consumo de determinados bienes. Para que lo entiendas mejor, si el Gobierno quiere desincentivar el tabaquismo, puede prohibirlo o, en su defecto, encarecer su precio vía impuestos para desincentivar que se fume.

Los impuestos especiales en España se pueden dividir entre los que se refieren a los impuestos especiales de fabricación y los que no, que serían los impuesto especiales sobre producción y servicio. Entre los primeros figurarían los siguientes:

  • Impuesto sobre la cerveza.
  • Impuesto sobre el vino y bebidas fermentadas.
  • Impuesto sobre productos intermedios.
  • Impuesto sobre el alcohol y bebidas derivadas.
  • Impuesto sobre las labores del tabaco
  • Impuesto sobre Hidrocarburos

Y entre los Impuestos Especiales que no gravan la fabricación nos encontramos con:

  • Impuesto Especial sobre Determinados Medios de Transporte, más conocido como impuesto de matriculación.
  • Impuesto sobre el carbón

Impuestos especiales sobre la cerveza

Impuesto sobre el alcohol y las bebidas derivadas

Las bebidas alcohólicas pagan un impuesto diferente en función de su graduación y como has podido ver tras los últimos cambios normativos el reglamento de los impuestos especiales distingue ya entre varios tipos de bebidas. Por un lado estaría la cerveza, por otro el vino y las bebidas fermentadas y por otro el alcohol y las bebidas derivadas.

Cervezas y vinos

El vino y la cerveza reciben. De hecho, se han librado de la última subida de impuestos al alcohol que ha aumentado un 5% el gravámen para productos intermedios y bebidas de alta graduación.

En el caso de la cerveza, se gravarán sólo las que tenga una graduación superior al 0,5%, que pagarán entre  2,75 y 9,96 euros por hectolitro.

La distribución varía en función de la graduación de la siguiente forma:

El impuesto se exigirá, con respecto a los productos comprendidos dentro de su ámbito objetivo, conforme a los siguientes apartados

  • Productos con un grado alcohólico volumétrico adquirido no superior a 1,2 por 100 vol.: 0 euros por hectolitro.
  • Productos con un grado alcohólico adquirido superior a 1,2 por ciento vol. y no superior a 2,8 por 100 vol.: 2,75 euros por hectolitro.
  • Productos con un grado alcohólico volumétrico adquirido superior a 2,8 por 100 vol. y con un grado Plato inferior a 11: 7,48 euros por hectolitro.
  • Productos con un grado Plato no inferior a 11 y no superior a 15: 9,96 euros por hectolitro.
  • Productos con un grado Plato superior a 15 y no superior a 19: 13,56 euros por hectolitro.
  • Productos con un grado Plato superior a 19: 0,91 euros por hectolitro y por grado Plato.

Para el vino la Ley distingue entre vinos tranquilos y espumosos y su graduación. Lo que ocurre en este caso es que el tipo a aplicar es del 0% en todos los casos. A efectos prácticos esto supone que no hay gravámen sobre el vino.

Productos intermedios

En esta categoría entra toda bebida alcohólica con una graduación superior a 1,2% e inferior a 22% que no pueda ser catalogada como vino o cerveza. Estos productos pagarán 38,48 euros por hectolitro cuando su graduación aalcohólicano supere el 15% vol tras la última subida del 5% para este tipo de bebidas.

Una vez soprepasada esa graduación el gravámen aumenta a 64,13 euros por hectolitro al sumuarle el 5% de la última subida de impuestos. En canarias este impuesto alcanzará los 50,21 euros por hectolitro.

Bebidas de alta graduación

En el caso de las bebidas más fuertes cuya graduación supere el 22% de alcohol como puede ser el ron o el whisky, se pagarán 8,13 euros por hectolitro en la Península (antes 830,25 euros) y 649,66 euros en Canarias, donde la carga impositiva es menor.

Para las bebidas de alcohol puro en canarias el tipo será de 750,36 euros por hectolitro, mientras que en el resto de Península alcanzará los 958,94 euros por hectolitro de alcohol puro.

Impuesto sobre los hidrocarburos

Se trata del impuesto sobre la gasolina que, como vimos en anteriores post, tiene una enorme incidencia en la formación del precio de la gasolina. También se aplica a otros hidrocarburos como el gas, el biodiésel o el bioetanol, por poner algunos ejemplos.

Impuestos sobre la gasolina

 

Cada combustible lleva aparejado un tipo impositivo diferente, es decir, que no se paga lo mismo por la gasolina 95 que por la diésel. Estos son los principales según figura en el artículo artículo 50 de la Ley 38/1992:

  • Epígrafe 1.1. Gasolinas con plomo: 433,79 euros por 1.000 litros de tipo general y 24 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.2.1. Gasolinas sin plomo de 98 I.O. o de octanaje superior: 431,92 euros por 1.000 litros de tipo general y 24 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.2.2. Las demás gasolinas sin plomo: 400,69 euros por 1.000 litros de tipo general y 24 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.3. Gasóleos para uso general: 307 euros por 1.000 litros de tipo general y 24 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.4. Gasóleos utilizables como carburante en los usos previstos en el apartado 2 del artículo 54 y, en general, como combustible: 78,71 euros por 1.000 litros de tipo general y 6 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.5. Fuelóleos: 14,00 euros por tonelada de tipo general y 1 euro por tonelada de tipo especial.
  • Epígrafe 1.6. GLP para uso general: 57,47 euros por tonelada.
  • Epígrafe 1.8. GLP destinados a usos distintos a los de carburante: 0 euros por tonelada.
  • Epígrafe 1.9. Gas natural para uso general: 1,15 euros por gigajulio.
  • Epígrafe 1.10. Gas natural destinado a usos distintos a los de carburante, así como el gas natural destinado al uso como carburante en motores estacionarios: 0 euros por gigajulio.
  • Epígrafe 1.11. Queroseno para uso general: 306 euros por 1.000 litros de tipo general y 24 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.12. Queroseno destinado a usos distintos de los de carburante: 78,71 euros por 1.000 litros.
  • Epígrafe 1.13. Bioetanol y biometanol para uso como carburante: 400,69 euros por 1.000 litros de tipo general y 24 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.14. Biodiesel para uso como carburante: 307 euros por 1.000 litros de tipo general y 24 euros por 1.000 litros de tipo especial.
  • Epígrafe 1.15. Biodiesel y biometanol para uso como combustible: 78,71 euros por 1.000 litros de tipo general y 6 euros por 1.000 litros de tipo especial.

Impuestos especialesNo hay que confundir el Impuesto especial sobre hidrocarburos con el impuesto sobre ventas minoristas de determinados hidrocarburos (IVMDH), que pese a ser también un tributo indirecto no forma parte de los impuestos especiales.

Impuestos sobre el tabaco

Se aplica sobre cigarros, picadura para liar y los demás tabacos para fumar. El tipo de impuesto a aplicar depende del producto concreto. Los vigentes en la actualidad son los siguientes:

El impuesto se exigirá conforme a la siguiente tarifa:

    • Epígrafe 1. Cigarros y cigarritos: excepto en los casos en que resulte aplicable el párrafo siguiente, los cigarros y cigarritos estarán gravados al tipo del 15,8 %, que con la reforma pasa a ser del 18,3%
    • Epígrafe 2. Cigarrillos: excepto en los casos en que resulte aplicable el párrafo siguiente, los cigarrillos estarán gravados simultáneamente por un tipo proporcional del 53,5 (antes del 51%) y un tipo específico del 26,6% (antes 24,1%)  por cada 1.000 cigarrillos. El impuesto mínimo pasa de los 128,65 euros a los 135,08 euros.
    • Epígrafe 3. Picadura para liar: excepto en los casos en que resulte aplicable el párrafo siguiente, la picadura para liar estará gravada simultáneamente a un tipo proporcional del 4,5%  y un tipo específico de 23,32 euros por kilogramo (antes 22 euros). La fiscalidad mínima aumenta del 75% al 81%.
    • Epígrafe 4. Las demás labores del tabaco: 28,4%.

Para que lo entiendas mejor, el 80% del precio de un cigarro es sólo impuestos. Aquí te lo explicamos.

Impuestos sobre el Tabaco

Impuesto sobre la electricidad

Se encarga de gravar la fabricación y distribución de energía eléctrica. El impuesto se exigirá al tipo del 4,864 %. Además, las cuotas resultantes de la aplicación del tipo impositivo fijado en el apartado 1 no podrán ser inferiores a las cuantías siguientes:

  1. 0,5 euros por megavatio-hora (MWh), cuando la electricidad suministrada se destine a usos industriales.
  2. 1 euro por megavatio-hora (MWh), cuando la electricidad suministrada se destine a otros usos.

Impuesto sobre determinados medios de transporte

Su nombre oficial es el de impuesto especial sobre determinados medios de transporte, aunque todo el mundo lo conoce como Impuesto de Matriculación. Como su propio nombre indica, se paga al matricular por primera vez un coche, moto, furgoneta… en España, da igual si el vehículo es nuevo o usado e importado desde el extranjero.

El Impuesto de Matriculación se paga en función de lo que se conocen como caballos fiscales, que mide la potencia y contaminación del vehículo. En este artículo te explicamos en detalle cómo funciona y cuánto pagarás según cada modelo.

Cómo se gestionan los Impuestos Especiales

En la mayoría de casos el Impuesto se aplica directamente sin que el consumidor se percate de ello. Forma, por así decirlo, parte del precio que asumimos que hay que abonar por determinados bienes. Sin embargo, para entender qué son los impuestos especiales nunca está de más repasar cómo es su gestión.

En este sentido la Agencia Tributaria agrupa en su página web la aduana e impuestos especiales, ya que buena parte de los productos relativos a este tributo provienen de otros países, como por ejemplo el tabaco o las bebidas alcohólicas, y deben pasar por la aduana. Esto también se aplicaría a los hidrocarburos, que se importan de los países productores de petróleo y sus refinerías. La sección Informa de la página web de la AEAT recoge las preguntas y respuestas más habituales respecto a los Impuestos Especiales y las aduanas.

La oficinas gestoras de impuestos especiales son las aduanas y las delegaciones de Hacienda asignadas a tal efecto y que la Agencia Tributaria reúne en su página web. El horario de atención al público de las Delegaciones y Administraciones de la Agencia Tributaria es de 9 a 14 horas y en la mayoría será necesario concertar cita previa para poder realizar este tipo de gestiones.

La oficina gestora de impuestos especiales de Madrid en su sede central está situada en la Calle Guzmán el Bueno 139, aunque aquí puedes acceder al resto de oficinas y dependencias de la AEAT en la capital.

En el caso de la oficina gestora de impuestos especiales de Valencia, sus direcciones se pueden consultar en este enlace y aquí podrás acceder a las de cualquier comunidad autónoma.

Los impuestos especiales no son únicos de España. En otros países fuera de la Unión Europea también se usan. Por ejemplo, los impuestos especiales en México tienen una legislación diferente, como explican desde LosImpuestos.com.mx
 y se rigen por la nueva Ley de Impuesto Especial sobre Producción y Servicios, que grava también determinados bienes.

También te puede interesar

Imagen – nexus 7 y en Brent Hofacker Shuttestock

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Categoría: General

¿Algo que añadir? ¡No te cortes!

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario


Logo FinancialRed