Bolsamania

Zúrich ofrece en España un exclusivo seguro para coches eléctricos

logo zurich
La llegada masiva al mercado español de coches eléctricos requerirá de una mejor infraestructura (empezando por el aumento de las denominadas electrolineras) así como la mejora de distintas herramientas burocráticas. Una de ellas es el tema del seguro del automóvil, que como ya hemos comentado en alguna ocasión es uno de los grandes lastres de los vehículos eléctricos: una políza a todo riesgo para un vehículo eléctrico es casi el doble de cara que la de un coche con combustible tradicional de similares características.

Éste es uno de los aspectos a mejorar y parece ser que Zúrich ha sido la primera en aprovechar este filón con el lanzamiento al mercado de una modalidad de seguro exclusiva para coches eléctricos, un negocio que ya le ha funcionado en países como Alemania, Irlanda o Suiza. Así, según las propias palabras de Zúrich, el lanzamiento al mercado de esta modalidad de seguro supondrá: “Con este nuevo producto, Zurich refuerza su liderazgo en el sector y responde a la falta de oferta aseguradora en el mercado, ya que pocas compañías ofrecen por ahora este servicio en España“.

¿Qué es lo que ofrece Zúrich en exclusiva? En primer lugar, cubre el robo del cable de recarga sin límite alguno. sus servicios adicionales son los homónimos de un seguro para automóviles tradicionales: remolar el vehículo en caso de accidente hasta el concesionario o taler más cercano que esté capacitado para reparar los coches eléctricos. Asimismo, en caso de que nos falle la batería, con este seguro Zúrich se encarga de trasladar el vehículo allá donde quiera el propio cliente, sea su hogar o el punto de recarga más cercano para que éste empiece a funcionar nuevamente.

Esperemos que iniciativas como ésta de Zúrich intenten facilitar el recorrido de los vehículos eléctricos en España, que pese a los esfuerzos de Nissan Leaf (vehículo que cada vez es más usado por los taxistas españoles) aún no terminan de imponerse como una alternativa a los vehículos de diésel o gasolina.

Fuente: Diario Sur