Bolsamania

Ya se han vendido más de 10 millones de clase C

Mercedes clase C

En 1982 comenzó la andadura de la archiconocida clase C de Mercedes Benz. Son ya cuatro las generaciones que se han fabricado de éste tipo de automóvil. Desde que comenzaron a vender estos coches, la casa Mercedes Benz ha entregado 10 millones de unidades a clientes por todo el mundo. Solo de la generación actual que se introdujo al mercado en 2007 se han vendido 2,3 millones de berlinas, familiares y cupés.

La clase C es toda una historia de éxito. A día de hoy es uno de los coches más apreciados del tipo premium. Con innovaciones tecnológicas y una eficiencia impresionante la clase C ha convencido y convenze a mucha gente.

Según el país y según el tipo de coche del que se este hablando, se vende mejor o peor. En los EE.UU, Suráfrica y los BRICS se vende muy bien la berlina mientras que en Europa se busca mucho la versión familiar de la clase C. El cupé sin embargo es apreciado y es el primero de la lista de matriculaciones en prácticamente todos éstos países.

Éste vehículo cuenta con eficiencia excelente. La motorización preferida, C 220 CDI, en su versión Bueefficiency tiene unos consumos extraordinarios. En versión berlina y cupé consume únicamente 4,1 litros a los cien de diesel. Unos valores que son extremadamente amigables con el medio ambiente pues equivalen a una emisión de 109 gramos CO2 por kilómetro.

La historia de éxito del coche comenzó en 1982 en la versión 190 como un vehículo de gama media. Por aquel entonces al tratarse del vehículo más pequeño de todos los Mercedes se le conocía con el sobrenombre de “Baby Benz”. No fue hasta 1993 cuando se introdujo el primer coche con la denominación clase C. En 1996 Mercedes amplió la forma de la carrocería introduciendo al mercado por vez primera en la gama media un vehículo familiar de carácter deportivo.

En el 2000 Mercedes con la entrada de una generación completamente nueva aprovechó la ocasión para presentar una variante de carrocería completamente nueva: el sportcupé. Con la cuarta generación que lleva en el mercado desde 2007 se introdujo una absoluta novedad en diseño de los vehículos. Por vez primera las berlinas Mercedes Benz se diferencian entre sí por la ubicación de la clásica estrella Mercedes. En los coches Elegance se encuentra ésta estrella sobre el capó mientras que en las líneas Avantgarde se ha integrado la estrella en la parrilla del frontal.

Fuente: Daimler media