Un nuevo juguete de Mercedes para quien pueda permitirse jugar con él: el SLS AMG  Coupé Black Series con las prestaciones de un superdeportivo. Equipado con un motor