Bolsamania

Nuevo escándalo en Alemania: las pruebas de los efectos de los gases diésel en humanos

La poderosa industria automotriz alemana no levanta cabeza: su credibilidad y prestigio siguen por los suelos. Cuando todavía coleaban los efectos del fraude del Dieselgate, se filtró la noticia de las “trampas” de los grandes fabricantes se habçian conchabado para formar un cártel y controlar el mercado. Y ahora, para reatar, llega un nuevo escándalo: la revelación de que se utilizaron seres humanos en una serie de pruebas destinadas a conocer las consecuencias de inhalar dióxido de nitrógeno emitido por los motores diésel.

Dos periódicos alemanes, el Stuttgarter Zeitung y el Süddeutsche Zeitung, publicaron esta semana los detalles de estas controvertidas pruebas que habrían llevado a cabo una serie de científicos a petición de ciertos fabricantes de automóviles, entre los que se mencionan algunos pesos pesados.

Estos medios aseguran tener las pruebas de que el Grupo Europeo de Investigación sobre Medioambiente y Salud en el Sector del Transporte (EUGT), del que forman parte Volkswagen, Daimler y BMW solicitó un estudio sobre la inhalación de dióxido de nitrógeno a corto plazo por personas sanas. En principio, en este test se habrían utilizado animales, en concreto monos, a los que se sometió a la inhalación de los humos de un Volkswagen Beetle diésel en el año 2014, pero más adelante (siempre según las informaciones de estos periódicos) se hizo inhalar monóxido de carbono a personas sanas, sin que se registrasen reacciones dañinas a la inhalación de NO2, ni inflamaciones en sus vías respiratorias”. El objetivo de estos experimentos son seres vivos (animales y humanos) era demostrar que las emisiones de gases de sus coches equipados con motores diésel no eran dañinas

En Alemania, el revuelo ocasionado por tales informaciones ha sido enorme. El grupo Daimler, responsable de marcas de automóviles como Mercedes-Benz y Smart, ya ha emitido un comunicado desmarcándose de haber participado en cualquier iniciativa de este tipo: “Estamos conmocionados por el alcance de estos estudios y la forma en la que se llevaron a cabo”, condenando unas pruebas que van en contra de los valores y principios éticos de la marca.

Fotos – Süddeutsche Zeitung